comunidades

Cómo convertir una ventana antigua en un cabecero

Imagen 1


Son muchos los trabajos inspiradores que podemos encontrar para reciclar puertas o ventanas antiguas que hoy, tras un buen proceso de restauración, se pueden convertir en protagonistas de nuestra decoración.

Así, en esta ocasión vamos a ver los pasos fundamentales para transformar unas ventanas de madera en un romántico cabecero de un delicado estilo vintage.

Imagen 0


Lo primero que tenemos que hacer es retirar todas las bisagras y los tiradores que lleven y rellenar los huecos con masilla para madera. Además, si los cristales están en mal estado los retiraremos.

Después, lijaremos bien la superficie o, en caso de ser necesario, aplicaremos un decapante. En el siguiente paso deberemos elegir entre aplicar un par de manos de imprimación, con las que nos aseguraremos una buena adhesión de la pintura, o pintar directamente. Eso dependerá también del tipo de madera y del estado de la superficie.

En cualquier caso, a la hora de pintar podemos escoger el acabado deseado como, por ejemplo, resaltar el aspecto envejecido de las ventanas viejas. Para ello podéis pintar primero con esmalte oscuro, después uno claro, y, cuando haya secado, lijar los bordes y algunas zonas para crear el efecto. También podéis recurrir al betún de judea.

Por último, solo nos queda escoger los estampados para decorarlo. De este modo, tenemos dos opciones:

1 Si tienen cristales, podemos optar por diferentes piezas de papel pintado que pegaremos encima.

2 Si no tienen cristales, elegiremos diferentes telas, que luego graparemos por detrás a la madera.

¿Qué os parece la idea?

Fuente: Mamy Pops

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

ventanas pintar las ventanas ventanas de pvc ...

Pinta las ventanas, apuesta por el color y quita años de encima a tu hogar

Con el paso de los años, muchas familias se plantean un gran dilema en cuanto a su vivienda se refiere: "¿nos mudamos o nos metemos en reformas?". Sin embargo, los sentimientos ligados al que hasta ahora ha sido su hogar, los recuerdos allí vividos, los vecinos, el barrio... hacen que, por lo general, la mayoría se decante por la segunda opción. Además, aunque es cierto que en ocasiones ...