Bricolaje

Blog de Fernando Barón Idea guardada 29 veces
La valoración media de 36 personas es: Muy buena

Bastidor cortavientos, paso a paso

Un agradable cobijo en el porche

Bastidos realizado por Dosmanosizqdas


Si queremos instalarnos plácidamente al aire libre, en el jardín o la terraza, necesitaremos un sitio resguardado del sol y del viento. Lo primero se consigue fácilmente con un toldo, una pérgola cubierta de vegetación, o un tejadillo. El viento suscita mayor variedad de montajes y recursos, ya que sopla desde cualquier sitio, y en cada caso habrá que buscar la solución más idónea.

Nuestro amigo Dosmanosizqdas ha resuelto con brillantez el problema en su porche, expuesto a un viento del nordeste que resulta desagradable incluso en verano. “Se trata de comer, cenar o leer en el porche para estar fresquito, no para pelarse de frío”, afirma el experto bricolega. ¡Veamos el inspirado remedio que ha diseñado para conseguirlo!

Aquí vemos el bonito rincón en la casa de Dosmanosizqdas, que sin duda resultará muy grato en los meses de primavera y verano.

Y lo es, desde luego... cuando no irrumpe ese desapacible viento del nordeste. Nuestro amigo está decidido a ponerle remedio.

La idea de Dosmanosizqdas es cerrar el hueco de la baranda con una pantalla, para lo cual debe primero construir el bastidor.

"Es un trabajo sencillito, la única dificultad radica en las grandes dimensiones", explica el artista. Aquí vemos el replanteo de la pieza sobre el suelo.

La solidez del conjunto es un imperativo del proyecto, dado que el viento puede ejercer una carga muy considerable, por ello nuestro amigo ha elegido listones de unos 12 x 4 cm, que formarán una recia estructura.

Los rebajes son el mejor método para unir listones en ángulo, de ese modo se consigue resistencia mecánica además de la fuerza del adhesivo.

Aquí vemos presentadas todas las piezas del montaje; los listones que forman cuadrados irán en la parte de arriba, mientras que los cinco rectángulos quedan en la parte inferior al nivel de la baranda.

Los ensambles requieren una ejecución cuidadosa. Las 'cajas' han de tener la medida exacta para que el listón o la espiga encajen bien en todas las superficies de contacto, sin holgura ni excesivo rozamiento.

Los lados de la caja deben ser paralelos y perpendiculares al canto, sólo así tendremos la máxima eficacia en la unión.

Aquí nuestro amigo Dosmanoizqdas ha hecho ya los rebajes a media madera en los listones que apoyan sobre el suelo. Una vez efectuada la misma labor en los listones de arriba, las uniones quedarán a ras formando una retícula.

Todavía seguimos en la fase de replanteo, verificando continuamente cada avance antes de consolidar definitivamente los ensambles con el adhesivo.

¡El trabajo marcha sobre ruedas!

Dosmanosizqdas deshace el bastidor, marcando antes para volver a montar la estructura poniendo cada pieza en el mismo sitio, y lleva los listones al banco de trabajo.

El propósito es hacerles con la fresadora un decorativo rebaje.

Efectuados las cajas a media madera en ambos grupos de listones, y los rebajes con la fresadora, llega el momento de abordar el montaje definitivo, aplicando adhesivo y presionando las uniones con mordazas.

Antes de izar el bastidor, nuestro amigo lo ha protegido con un acabado de lasur, en color castaño para igualar con las vigas del porche.

El bastidor ya está montado en su emplazamiento, sólo falta decidir el material de la pantalla.

"La sujeción a la pared y la columna donde va anclado la he hecho con varilla roscada y taco químico", señala nuestro amigo.

Es una fijación que ofrece plenas garantías ante el brutal empuje que puede ejercer el viento golpeando una extensa superficie acristalada.

"Los tacos que se ven en la parte inferior son evidentemente para dejar salir el agua", explica Dosmanosizqdas. "Estos tacos a su vez llevan una lámina de plástico de 5 mm de espesor en la parte del suelo, para evitar que estén en contacto con el agua y terminen pudriéndose".

¡Ya se puede instalar la pantalla en el firme aparejo diseñado y construido por nuestro amigo! El frío viento del nordeste ya no causará molestias, y el extremo del porche será en adelante un espacio bien guarecido donde relajarse y disfrutar.

¿Te parece que podrías aplicar esta fenomenal idea en algún lugar de tu casa?



¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado