comunidades

Un sillón de ida...

Algunos veranos nos llevamos a la playa muebles o complementos decorativos que redecorar durante las vacaciones, como este silloncito heredado.



Una pasadita rápida con la lija es muy aconsejable para "matar" el brillo del barniz...,



..., y que así agarre mejor la pintura, a la tiza, en este caso. Al ser un asiento tan curvilineo, lo hemos pintado íntegramente con brocha.



Tras una mano, su aspecto aun dejaba mucho que desear...,



..., y tres fueron necesarias para que quedar completamente a nuestro gusto.



Este silloncito se iba de vuelta a Sevilla, pero nos gustó mucho cómo encajaba en este rincón...,





..., en el que, realmente, no había nada con anterioridad...


Total... ¡que allí se ha quedado!



Mientras no estemos allí, sostendrá, en vez de unas posaderas..., las plantas que decoran la terraza durante el tiempo estival (se dejan ver allí en la foto anterior a ésta...). Y forman tan buena pareja que no hemos querido dejar de compartir la foto con vosotros. Esperando que os guste, solo nos queda desearos un

¡FELIZ FIN DE SEMANA!

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hace unos días probamos a desplegar una de las "lianas" de uno de nuestros potos sobre el marco de la puerta del salón, y así lo contamos y enseñamos en Instagram. Lo cierto es que la rama m ...

Hace unos días hubo un pequeño accidente en casa de una de nosotras. La puerta de uno de los muebles altos de la cocina cayó por su propio peso desplomándose sobre la encimera, primero, y al suelo des ...

Últimamente estamos de lo más sesudas y reflexivas, sobre todo una de nosotras, suponemos que debido a los cambios sustanciales que está sufriendo en su vida familiar y, por ende, en toda su existenci ...

Ninguna de las dos hemos sido de engalanarnos demasiado... Nos costaba ponernos un collar, una pulsera o cambiar a menudo de pendientes, que, todo sea dicho, no nos ha faltado nunca... Sin ellos, nos ...

Recomendamos