Vivienda Saludable Idea guardada 17 veces
La valoración media de 65 personas es: Muy buena

Un árbol de Navidad diferente

¿No tenéis la sensación de que el tiempo pasa demasiado deprisa? Apenas nos ha dado tiempo a olvidar las vacaciones de verano y nos encontramos en los días previos al pistoletazo de salida de la época navideña. Pero, para qué engañarnos, ¡nos encanta la Navidad! Y, por eso, no podemos dejar de buscar ideas para darle a nuestros hogares ese toque tan familiar y encantador que reina en estas fechas. 

Así, desde hace unos años ha llamado nuestra atención un concepto diferente de árbol de Navidad que, bien por la falta de espacio o bien por la búsqueda de creatividad, ha ganado muchos adeptos. Hablamos de árboles de Navidad ‘planos’, que incluso podemos colgar en la pared a modo de cuadro. 



Un concepto de árbol nada tradicional, pero repleto de buenas cualidades: original, discreto, práctico ¡y a prueba de los más peques de la casa! Por eso, hemos querido investigar los pasos que debemos seguir para elaborar nuestro propio diseño, y he aquí el resultado de la investigación: 

1. Hacer un primer boceto con el diseño del árbol, para determinar las medidas deseadas en función del espacio disponible. De este modo, fijaremos el largo de la madera que será la base, e iremos restando centímetros al resto de listones. Ejemplo de diseño:

- Una base de 90 cm (que será el que hará de ‘tronco’ y sobre el que pegaremos el resto de listores). 
- 7 listones de 80 cm, 70 cm, 50 cm, 40 cm, 30 cm, 20 cm y 10 cm.

2. A continuación, cortaremos los listones a medida. Podemos acudir a un centro de carpintería o, por el contrario, extraerlos nosotros mismos de un palet.

3. Con los listones listos, lijaremos bien y pintaremos del color deseado...

4.  A continuación, montaremos el árbol, pegando cada listón sobre la base de 90 cm.

5. Cuando haya secado, decoraremos. Para ello, podemos emplear una guirnalda de luces, poner escarpias para decorar con adornos tradicionales…

¡Es así de fácil! Pero no es la única opción:

-  Se pueden colgar directamente los listones en la pared, sin necesidad de emplear un listón vertical que los una.

- Podemos hacer un agujero en el centro de cada listón y unirlos con cuerda, de forma que solo tendremos que colgar el árbol por el listón superior (o la estrella ;-)).

- En vez de listones de madera, puede ser una única pieza de madera triangular, que iremos decorando con ayuda de ganchos, escarpias… Incluso podemos poner baldas y simular el efecto de una estantería, sobre la que irán los adornos.

- Para una versión más económica, podemos emplear ramas en vez de listones de madera.

- Podemos pintar directamente el árbol sobre una base de madera, creando así originales cuadros de inspiración navideña.

- Por último, si la madera no es nuestro fuerte, podemos crear el árbol directamente sobre la pared, empleando diferentes materiales: ramas, cuerda, espumillón… 

Y si lo decoráis con adornos DIY (de tela, de arcilla polimérica, de fieltro…) el resultado final será único y personalizado. 

No os olvidéis de que podréis encontrar más consejos en el blog de Vivienda Saludable. 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos