Blog de Fernando Barón Idea guardada 46 veces
La valoración media de 135 personas es: Muy buena

6 trucos para organizar el taller

¡Clasificar los utensilios es facilísimo!


Uno de los requisitos fundamentales para trabajar con eficacia y sentirse a gusto en el rincón de bricolaje es mantener los utensilios al alcance de la mano y en orden. Los bricolegas sabemos que siempre es beneficioso seguir el ejemplo de los profesionales, tanto en la elección de materiales y herramientas como en los recursos del taller y los trucos para organizarlo.

Por ello, hemos reunido varias ideas sencillas, baratas, ingeniosas y muy prácticas para colocar los utensilios. Son recursos dictados por la experiencia, que pudimos conocer en diversos talleres de profesionales de todo tipo, desde una tienda de bicicletas hasta el taller de un artesano del cuero. !Toma nota de estos sabios consejos!

En el taller de un guarniciero nos llamó la atención esta manera de colgar los utensilios. La disposición de los tornillos genera unas fundas cónicas, ideales para albergar todo tipo de herramientas manuales. El panel de madera evita que se dañen los filos con el continuo trasiego.

Los almacenes como Ikea y Leroy siempre tienen ofertas de pequeñas cajoneras, que se prestan de maravilla para clasificar todo tipo de repuestos y materiales menudos.

En el taller de una tienda de bicicletas nos llamó la atención este ingenioso truco para colgar los numerosos destornilladores que allí se necesitan. Un perfil de estantería metálica tiene ya hechos los numerosos agujeros que se requieren, basta cortar dos segmentos y montarlos uno encima del otro.

Los artesanos tallistas manejan con frecuencia muchos pigmentos, acabados y productos. En La Gubia conocimos este recurso para envasarlos y clasificarlos: frascos de vidrio y botes de plástico con boquilla fina, en sendas cajas de madera que permiten desplazar cómodamente todo el lote a cualquier sitio.

También a La Gubia corresponde este panel donde se clasifican las numerosas herramientas para tallar la madera. Un listón, con varios tacos a intervalos regulares, crea los huecos necesarios, y las herramientas se aseguran con una cinta, que no estorba en absoluto al coger las gubias ni causa roces en los mangos.

Finalmente, descubrimos aquí una utilidad muy práctica en el taller para esos muebles que a menudo vemos abandonados. Un rápido tuneo nos proporcionará varios 'cajones de sastre' donde almacenar cómodamente los chismes más variopintos.



¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado