comunidades

Productos protectores de la madera

Imagen 0


La madera es uno de los materiales más utilizados por su acabado tan natural, el problema es que con el paso del tiempo su aspecto se desmerece, sobre todo si está expuesta en el exterior o se ha realizado sobre ella un tratamiento inadecuado. Desde la antigüedad ya se tenía el afán de proteger la madera, por ejemplo los egipcios aplicaban aceites naturales a los sarcófagos. 

Los productos protectores nos ayudarán a aumentar la durabilidad de la madera ante diversos agentes que la degradan, como los rayos solares U.V.  que decoloran la madera, el agua que la estropea y la pudre, los hongos o los insectos. Pero antes de comprar, debemos saber para qué lo queremos: para prevenir o para reparar.

Hay diferentes tipos según su composición: 

- Protectores de origen natural: Suelen ser aceites que provienen de la hulla, un tipo de carbón mineral, o de cualquier materia de la naturaleza. Tienen un duradero efecto contra los insectos, pero su olor es muy fuerte y puede resultar desagradable. Además, no permiten barnizar la madera y su aplicación no es fácil.

- Protectores hidrosolubles: se obtienen de diferentes metales y sales minerales. Se pueden aplicar como anti-hongos, contra insectos o para fijar las materias activas de la madera. Son excelentes para la madera expuesta a la humedad y permiten pintar la madera tratada, lo malo que puede provocar que la madera se hinche por su contenido de agua. Además son ideales para tratar la madera seca.

- Protectores orgánicos: como su nombre indica está formado por partículas orgánicas con funciones insecticidas y fungicidas. Se pueden utilizar tanto para prevenir como para reparar y son fáciles de aplicar. No producen manchas y son compatibles con barnices.

- Protectores mixtos: son una mezcla de los anteriores, están en continuo cambio. Adoptan ventajas y desventajas de todas.

Foto: stevencoxon/flickr
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos