Blog de Clara Sánchez Idea guardada 78 veces
La valoración media de 244 personas es: Muy buena

¿Cómo pintar el cuadro de una bicicleta y qué productos usar?

Puedes encontrarlo todo en Spray Planet



¿Tienes una bicicleta y quieres que luzca como nueva o, simplemente, darle un toque personalizado? Atrévete a pìntar el cuadro de tu bici, es mucho más sencillo de lo que crees.

Lo ideal, es utilizar para ello pintura en spray, mucho más rápida, fácil de aplicar y eficaz para que tu bicicleta esté a punto en pocos minutos. Spray Planet nos ofrece una amplia gama de colores par todos los gustos, y nos explica cómo pintar el cuadro de nuestra bicileta con este paso a paso:

Necesitarás:



-Papel de lija

-Trapo de algodón

-Spray 'Disolvente limpiador'

-Spray 'Imprimación plásticos y metales pulidos' o Spray 'Imprimación Antioxidante' (gris o roja)

-Spray 'Fondo blanco' (opcional)

-Spray 'Esmalte acrílico brillante' del color o colores deseados

-Spray 'Barniz acrílico' (acabado brillante o mate)

Puedes encontrar estos y otros materiales en Spray Planet.



Procedimiento:



  1. Una vez desmontado el cuadro y todos los elementos de la bicicleta, intenta dejar el cuadro limpio de

adhesivos usando el spray disolvente y el papel de lija.

- El mismo papel de lija servirá también para rascar la pintura anterior y abrir poro antes de aplicar los

productos que ahora mencionaremos.

- Es importante retirar todos los restos de polvo lijado con el trapo de algodón.





  2. Si el cuadro es de un metal oxidable debes aplicar una imprimación antioxidante (gris o roja). En el

caso de tratarse de un metal inoxidable como el aluminio solo debes aplicar el spray de imprimación de

plásticos y metales pulidos por todo el cuadro y de manera uniforme. Este producto ayudará a crear una

capa de anclaje de la pintura que se aplicará posteriormente.



  3. En el caso de que el color que elijas para pintar el cuadro de la bicicleta sea muy claro es

recomendable, después de la imprimación, aplicar una capa de fondo blanco. Con ello, obtendrás una

mayor luminosidad del color a aplicar posteriormente.

  4. Pinta con el color o colores que hayas elegido de los esmaltes acrílicos. Recuerda realizar pasadas

rápidas y finas controlando la salida de pintura para evitar goteos, así conseguirás un resultado mucho

más uniforme. También puedes combinar diferentes colores haciendo degradados o superposición de

capas para conseguir efectos más llamativos.



  5. Finalmente puedes aplicar un barniz acrílico con acabado brillante o mate dependiendo del resultado

que desees obtener. La fina película que crea el barniz sobre la pintura ayudará a proteger el color que

hayas aplicado.





Más información: Spray Planet 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos