Blog de Fernando Barón Idea guardada 32 veces
La valoración media de 72 personas es: Muy buena

Caseta de perro paso a paso

Construida con tablas de palet

Caseta rodante construida por el colaborador Pinturas.

Cuando el hijo de Pinturas encontró este cachorro abandonado en la calle, lo recogió sin pensarlo dos veces. Nuestro amigo puso de inmediato manos a la obra para construir una caseta verdaderamente bonita, pintada en alegres colores. Y, ante todo, perfectamente aislada, a fin de que el inquilino no pase calor en verano ni frío en invierno.

Este proyecto, que llegó a la agenda del maestro por casualidad, nos dará ocasión de aprender varios recursos eficaces y sencillos para tratar las maderas en el exterior, tanto en el aspecto funcional como en el decorativo. ¡Todos salimos ganando! Y muy en especial el afortunado cachorro, que ya ameniza la vida de la familia con las travesuras propias de su condición.

¡Primer detalle de interés! "Empecé por hacer una plataforma de DM de 2 cm y le puse ruedas para poder moverla con facilidad".
En vez de ponerle ruedas a la caseta una vez terminada, Pinturas lo hace desde el primer momento. Así nuestro amigo podrá hacerla girar cómodamente para trabajar cada parte, igual que un alfarero hace girar en el torno la pieza que está decorando.

Esas ruedas también serán muy agradecidas en la fase de pintura, para poner la caseta en el mejor sitio durante el trabajo con los pinceles, y luego en el secado.
Un vez terminada la caseta, las ruedas permitirán colocarla donde convenga, en el mejor resguardo del sol, de la lluvia y el viento.

"A continuación hice una estructura con listones y la armé con contrachapado que había quitado de unas separaciones que tenía en el garaje", explica nuestro amigo Pinturas.

Este mismo procedimiento del 'esqueleto' de madera revestido con tableros o tablas nos permitirá construir una casita infantil.

Otro detalle técnico que anotamos: "Entre las tablas y el contrachapado puse un aislamiento de lana de roca para aislarla del frío y el calor". Luego el artista haría lo mismo en el tejado.

"Aquí se ve el cajón armado. A continuación pinte el interior con Unilak, laca acrílica para que no huela. La pinté en color azul, que creo es más relajante".

"Aquí podéis ver el color del interior", señala Pinturas.

También vemos la manera de consolidar las uniones en ángulo recto con escuadrillas de metal.

La estructura del tejado a dos aguas. Como ya hemos dicho, Pinturas también lo revistió con tablero contrachapado y lana de roca.

Las tablas de palet en el exterior, ya plastecidas y preparadas para pintar. "El tejado lo teñí con tinte naranja y le apliqué tres manos de pintura de caucho transparente y dos de barniz intemperie Titán, después de sellar las juntas entre tablas con masilla acrílica", señala nuestro amigo.

"La pintura de caucho es la que se usa para impermeabilizar cubiertas y terrazas para que no penetre el agua, también la llaman tela asfáltica líquida, y se fabrica en los colores blanco, verde, rojo, teja, gris, negro y transparente o sea incolora. También la hay con fibra molida para que haga más cuerpo y arme mejor, y se suele poner con malla de fibra de vidrio".

"La masilla acrílica se usa para tapar grietas porque se puede pintar, viene en cartuchos como la silicona y se aplica con la misma pistola de silicona".

"Y el resultado ya lo habéis visto al principio", concluye nuestro amigo con toda modestia.

¡Un trabajo espléndido, rematado con esa llamativa paleta en los tres colores fundamentales! Felicidades, maestro.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado