comunidades

Una lámpara original y reciclada para tu salón

Hoy os quiero enseñar una idea para dar luz a nuestra casa o nuestra oficina gracias a productos que podemos reciclar. Ya sabéis que soy un apasionado del reciclaje y más cuando esos objetos los puedo reutilizar en bricolaje para la decoración de mi casa. Os traigo una lámpara muy original que como vais a comprobar, no nos costará mucho tiempo, ni dinero.

Imagen 0


Vamos a aprender a hacer una lámpara cuya base serán tres latas de refresco, por lo que ya podéis ver que los materiales serán baratos. El resto de cosas que vamos a utilizar son:

- 3 palitos de madera

- Bastidor para bordar

- Cable de extensión eléctrica

- Socket o zócalo

- Yeso

- Pegamento universal

- Hojas de colores

- Pintura aerosol

- Foco o bombilla

- Caja de herramientas habitual (Cutter, tijeras, destornilladores...)

Lo primero será perforar las latas con el cutter. Unos agujeros para facilitar el paso del cable eléctrico, por lo que habrá dos agujeros en cada lata, contando con el que ya tienen. Las tres latas irán superpuestas una encima de otra, así que diferenciamos entre inferior, lata del medio y superior.

En la lata inferior, haremos un agujero en la parte baja a uno de los lados y agrandaremos el superior. En la central, haremos un orificio en la parte inferior, pero esta vez en el medio, mientras que el de arriba lo dejamos como está. En la lata superior, haremos el mismo agujero inferior que en la central y volveremos a agrandar el de la parte superior.

El siguiente paso es colocar el cable que dará la electricidad a nuestra lámpara. Cortaremos el lado del conector, dejando el cable preparado para poder introducirse por los agujeros de las latas. Tras pasarlo por la lata inferior, estiramos el cable hasta calcular la distancia necesaria para dos latas más y algo de sobrante. Importante tapar el agujero lateral inferior con cinta para el siguiente paso. Ahora, preparamos el yeso con un poco de agua, vertemos la mezcla en el interior de la lata inferior hasta la mitad y dejamos que se seque.

Mientras seca, podemos ir uniendo las latas con pegamento universal, acordándonos de pasar el cable por todas a través de sus agujeros. Con la base ya terminada, podemos pintarla con la pintura de aerosol del color que queramos. También dejaremos secar el tiempo necesario y mientras nos ponemos con el resto de la lámpara.

Vamos a utilizar ahora los bastidores circulares para bordar, a los que uniremos con pegamento los palillos de madera. Un bastidor inferior y otro superior unidos por cuatro palillos enfrentados. En el medio del bastidor inferior colocaremos dos palillos más horizontales y otros dos más pequeños que formarán un cuadrado del diámetro aproximado de la lata.

El paso decorativo lo haremos con las hojas de colores, que vamos a cortar en tiras del tamaño de una regla de ancho y las pegaremos de tal forma que rodeen la estructura bordeando ambos bastidores. Los colores vuelve a ser algo libre, nosotros elegíamos darle color a la lámpara.

Por último, nos queda unir el socket al cable que atraviesa las latas, colocar la bombilla y unir las dos partes, la base de las latas y la estructura de los bastidores. Con estos pasos tenemos nuestra original lámpara.

Por si os habéis perdido en alguno de los pasos, aquí os dejo el vídeo para que veáis el fantástico resultado y repaséis lo que hay que hacer:


Espero que os haya gustado esta original idea y que os animéis a hacerla. Si tenéis cualquier problema, duda o sugerencia, espero vuestros comentarios en nuestro muro de facebook.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos