Trastos en el doblao Idea guardada 107 veces
La valoración media de 161 personas es: Muy buena

Aparador años 60 (Parte II).

Hola a toda/os y muy, muy feliz año nuevo. ¿Qué tal han ido las navidades?. Hay quien dice que lo mejor de las navidades es que se acaban jaja. Yo no llego a ese extremo, pero la verdad es que me alegro un montón de volver a la normalidad y parar de fiestas, cenas, compras... ufff, son unos días muuuuy intensos.

Antes de nada me quería disculpar por haberme despedido "a la francesa", sin desearos una feliz navidad ni nada por el estilo. Este año me pilló el tiempo, tuve un resfriado bien fuerte a mediados de diciembre que dio al traste con toda la planificación que había hecho para los días previos a la navidad. Y como siempre tengo más cosas entre manos que tiempo para hacerlas, pues una semana en off fue todo un desbarajuste jaja. Espero que hayáis pasado unos días agradables y que iniciéis el año con un buen montón de proyectos. No entiendo por qué en las redes sociales se empeñan en ridiculizar los proyectos que se hacen a primeros de año: si es verdad que sólo un 10% se llevan a cabo pues si se tienen 15 mejor que si se tienen 3, ¿no?vamos, por una cuestión puramente matemática.

Hoy os traigo la segunda parte del aparador años 60 que os mostré antes de Navidad. ¡¡Lo acabéeee!!. a ver qué os parece.



Éste es el aparador años 60 que estoy recuperando y que os conté en el post anterior de dónde procedía y cómo lo iba a decorar.

En la primera parte os contaba los pasos que fui dando con la estructura del mueble. Al mismo tiempo, y para que el trabajo no fuera tan pesado, fui decorando los cajones, las puertas y las baldas, un trabajo mucho más agradable y creativo que el otro, y que no quise poner en el post de la primera parte para que no se hiciese tan largo.

Os contaba que la idea era cambiar totalmente el aspecto del mueble original, y por las formas tan rectas que tenía, me decanté por darle un aspecto industrial; no es exactamente el estilo que más me gusta, pero no me parecía que un mueble tan cuadrado, sin molduras, etc. quedase bien con un aspecto más romántico (¡¡que sí es el que me gusta, jaja!!).

Para conseguir el efecto de mueble industrial primero pinté los cajones cada uno de un color: amarillo, naranja, topo y pizarra. Las puertas y los laterales del mueble los pinté en color pizarra. Desgasté ligeramente los bordes, tanto de los cajones como de las puertas y para finalizar una mano de cera ligeramente oscurecida con betún de judea. La cera oscurece la madera que ha quedado al descubierto y la protege, dándole el brillo satinado tan característico. Encima de la pintura de los cajones proporciona un aspecto envejecido acorde con el resto del mueble.


Las baldas las entelé con una loneta en color crudo. Lo hice de la siguiente manera: una vez que la tela estuvo preparada (en este tutorial os expliqué cómo se hace) pinté unas líneas con la técnica de pincel seco, ayudándome de la cinta de carrocero y utilizando las mismas pinturas que para el exterior de los cajones y las puertas. Tengo pendiente hacer un tutorial sobre esta técnica de líneas en los tejidos, es muy fácil y quedan los trabajos muy bonitos.




Las puertas también las entelé, con el mismo motivo que las baldas:


Os pongo un detalle de las líneas: gris pizarra la del centro, naranja a los lados y topo las que están en los bordes. El tono amarillo no lo usé porque quedaba excesivamente claro sobre la loneta blanca:





Cambié los tiradores de los cajones por unas conchas que imitan el latón envejecido, que me parecieron acordes con el aspecto industrial que quería darle. En las puertas únicamente las llaves que servirán de tiradores, ni siquiera puse llaveras, para potenciar ese aspecto de mueble funcional:


Las bisagras estaban muy oxidadas, pero como ya os comenté en el post de la escribanía portuguesa prefiero sanear las que trae el mueble antes que comprar una nuevas, para que no hagan mucho impacto sobre un mueble que se ve claramente que tiene un montón de años.

Así estaban las bisagras cuando las quité:



y así quedaron después de tratarlas (en ese mismo post os expliqué los tres pasos que sigo para limpiarlas y protegerlas):



Con todas las partes terminadas llegó el momento de montarlo y ver el efecto de los colores en su conjunto, cerrado y abierto:







Como para entonces ya tenía plantillas en la tienda on-line decidí utilizar una, de estilo industrial también, para darle un poco de gracia a los cajones. Elegí la plantilla Recycle y puse en cada uno de los dos primeros cajones una de las líneas de la plantilla y en el tercero una combinación de todas ellas, utilizando el color pizarra para el estarcido:







Y por fin llegó el momento de llenarlo y comprobar la gran capacidad que tiene. ¡¡Esa es la mejor parte de todos los trabajos, jaja!!. Ni siquiera esperé a poner el último tirador, que aún tengo que comprar (sííí, cuando conté los cajones inexplicablemente me salieron 3 en vez de 4, xD).




Además de guardar todo lo que tenía previsto todavía queda espacio, así como dos cajones vacíos. Estoy encantada!!.

Espero que os haya gustado y que no os aburran tantas fotografías. Pongo tanto empeño en que entendáis cada paso que voy dando que algunas veces me parece que me paso siete pueblos con tanta explicación jaja.

Besos.

Montaña.



Fuente: este post proviene de Trastos en el doblao, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El baúl de Adela (I)

Hola! Después de tanto tiempo sin publicar, aquí os traigo el que ha sido el trabajo de todo el verano. Un pequeño baúl de mi amiga Adela, de su madre en realidad, que venía con una premisa: o se adec ...

Recomendamos

Relacionado

Aparador años 60 (Parte I).

Este aparador estaba en una casa que no se habitaba desde hacía muchos años. Fatideas me lo ofreció porque sabe lo mucho que me gustan los trastos, por si me podía venir bien para la casa del pueblo. ¡¡Y vamos que si me venía bien!!. En cuanto lo vi tuve claro que iba a servir de mueble de comedor, para colocar la vajilla, los cubiertos y los manteles que usamos a diario. Ahora lo tengo todo despe ...

restauración y tuneos

Aparador afrancesado

Este mueble había sufrido un "intento de restauración", simulando un decapado. Como el resultado no era muy satisfactorio, acabó en manos de El Taller de la Madera. Aquí hemos hecho un estilo afrancesado, que consiste en una base de color y molduras y bordes difuminados. ¿Qué os parece? ANTES DESPUÉS

Sillas y butacas Mesas y mesillas Lámparas ...

Mueble años 60 actualizado. El antes y el después

Hace tiempo vimos este mueble de los años 60, y aunque estaba en bastante mal estado, nos lo quedamos. Nos lo llevamos al taller, y nos pusimos manos a la obra. Veréis que la chapa de los cajones estaba rota, así que la quitamos toda. Decapamos el resto, lo lijamos bien y le dimos dos capas de imprimación. Los cajones se atascaban y no cerraban, por lo que tuvimos que rebajarlos con la lijadora. Y ...

featured milk paint papel pintado ...

Renovación de una mesita de noche años 50

La mesita de noche es un mueble auxiliar que suele colocarse en el dormitorio junto a la cama. Suelen ser muebles de poco tamaño, pero con gran protagonismo debido a su funcionalidad. Este mueble auxiliar ha ido evolucionando a lo largo de su historia, tanto en diseño como en materiales. Hoy en día, las mesitas de noche han abandonado el dormitorio para colarse en cualquier rincón de nuestro hog ...

restauración y tuneos sillas y butacas

Sillas años 60 restauradas. Antes y después

Esta vez hemos estado trabajando con cuatro sillas de la época de los 60. Nos las trajeron para que les hiciéramos un cambio de look, y para restaurarlas. Una vez les hicimos el tratamiento anticarcoma, tapamos todos los agujeros. La persona que nos las trajo las quería en color blanco roto. La pintura que hemos utilizado en ellas ha sido el blanco carrara. Las hemos desgastado un poco en las aris ...

Sillas y butacas Mesas y mesillas Lámparas ...

Butacón años 60. El antes y el después

Antes y después de un butacón Desde hace tiempo que teníamos este butacón en el taller para restaurar. Y al fín nos hemos puesto con él. La estructura es muy bonita, pero como podréis ver en las fotos, estaba en bastante mal estado. Empezamos por destapizarlo y dejarlo sólo con la estructura. Quitamos todo el barniz y pintura con un decapante e hicimos el tratamiento anticarcoma. Una vez pasado el ...

Antes y Después Aparador Decapado ...

Un aparador muy especial

Hola de nuevo!!!! He estado mucho tiempo desaparecida del blog pero como algunos sabréis nos hemos trasladado de local y no he tenido mucho tiempo para publicar. Ahora que estamos ya más tranquilos intentaré sacar unos ratillos para hacerlo porque tengo muchos trabajos acumulados que enseñaros. La pieza de hoy es un claro ejemplo de como un mueble pasado de moda se puede convertir en el centro de ...

sin categoría

Alacena años 60

Hace tiempo que me apetecía muchísimo recuperar este tipo de mueble, una alacena años 60,  y por fin llegó Bea con uno que llevaba en casa toda la vida. A mi ya me encantaba sin tocarlo, pero es cierto que tenía arañazos y otros daños que había que reparar. Estos muebles tienen un encanto especial para los que hemos nacido en los 60,  a mi  me recuerda un poco a cuatro onzas de chocolate con pan y ...

ideas diy mis locos proyectos

Taburete para tocador...

Hoy, como todos los martes, os traigo un nuevo proyecto. Este post es la continuación de otro que ya os escribí contándoos como tuneamos una Silla vintage plateada para el dormitorio de una de mis hermanas. Pues bien, hoy os enseño la misma técnica que usamos pero en una pieza más pequeña y redondeada. Os enseño como era el taburete antes de pasar por nuestro "taller"... El tab ...

restauración y tuneos aparadores muebles

Mueble años 60 actualizado. El antes y el después

Hace tiempo vimos este mueble de los años 60, y aunque estaba en bastante mal estado, nos lo quedamos. Nos lo llevamos al taller, y nos pusimos manos a la obra. Veréis que la chapa de los cajones estaba rota, así que la quitamos toda. Decapamos el resto, lo lijamos bien y le dimos dos capas de imprimación. Los cajones se atascaban y no cerraban, por lo que tuvimos que rebajarlos con la lijadora. Y ...