en24horas Idea guardada 6 veces
La valoración media de 2 personas es: Muy buena

Trucos para que el inodoro funcione perfectamente

 Trucos increíbles para que tu inodoro siempre funcione perfectamente ¡Olvídate de los atascos y estropicios de todo tipo!
 
Lo cierto es que es extremadamente usual sufrir atascos y averías en nuestro inodoro de forma habitual, ya que las tuberías son bastante delicadas y esta es una zona del hogar o vivienda bastante conflictiva, ya que se utiliza con mucha asiduidad y además a veces no utilizamos el inodoro adecuadamente, ya que podemos lanzar elementos que provoquen estos atascos tan desagradables, y esto hará que lo que lancemos no se filtre bien. En primer lugar, puedes probar a usar algún líquido desatascador que hallarás en ferreterías, centros de bricolaje, deshacer atascamientos leves. La eficacia de estos productos no es garantía para desembozar el WC y, además, algunos son muy agresivos y pueden incluso dañar las tuberías de tu hogar, así que quizá no es la mejor idea a la hora de desatascar estas cañerías.
 
No obstante cabe destacar que este siempre suele ser el primer paso que se realiza una vez encontramos un atasco en nuestras tuberías, ya que aparentemente es el más rápido y el más barato, y además podemos hacerlo nosotros desde casa con un simple gesto. Sin embargo, no es cierto que esto sea lo más simple. Así mismo, es necesario destacar que este es un método que puede no resultar eficaz en caso de que el inodoro esté muy embozado o puede ser que haya un problema más grave en nuestras tuberías que no nos permitirá realizar esta limpieza con tranquilidad. Esta solución para desatascar WC funcionará en el caso de bolas de papel que se acumulan y obstruyen las cañerías pero jamás en los típicos atascos de tuberías que ya han envejecido y no aguantan más presión ¡así que siga leyendo porque recuerde que desatascar el inodoro no siempre están fácil.
 
De hecho, incluso existen otros métodos aún más sencillos y rápidos y baratos para ese tipo de atascos que suceden de forma inmediata y a corto plazo porque hemos lanzado algún elemento corrosivo o molesto para las cañerías de la casa. En ese momento no hace falta que hagas un trabajo de fondo y el objetivo será sacar la basura que ha quedado atascada en la tubería y contra la cuál podemos hacer un truco muy sencillo:  lo que debes hacer ahora es recurrir a algo que seguro que ya tienes en casa y además es muy barato (aunque requerirá de tu pericia para hacerlo correctamente, eso sí): una fregona. En este consejo ha colaborado reparacionesmurcia
 


 
Así pues ¿verdad que tienes una fregona en casa? Pues aprende a utilizarla de una forma totalmente diferente e inesperada, algo que jamás creerías que podrías hacer con ella ¡se trata de un utensilio que todos tenemos en casa y que además nos va a resultar muy útil para desatascar las tuberías de nuestro hogar! Te recomendamos que escojas fregona vieja que no vayas a usar más o también podrás cubrirla con una bolsa de plástico. Si encuentras, así pues, una bolsa vieja de plástico, del supermercado, cúbrela entera con ella y átala con una goma al final de la cabecera de la fregona, así evitarás que la fregona se ensucie, y, además, que la bolsa se caiga por el inodoro y nos cause aún más molestias de las que estamos sufriendo ya. Así pues, para proceder a este desatasco, lo único que deberás hacer será introducir la fregona en el hueco del inodoro y moverla verticalmente, de arriba hacia abajo y de abajo arriba con bastante energía, sin dejar que esta se quede quieta ni un momento.
 
Mantén tu fregona envuelta en una bolsa de plástico en movimiento, de arriba abajo y de abajo a arriba con cuidado y pericia, y así lo que conseguirás es haya vacío y el atasco de papel, excrementos y demás suciedad se vayan rápidamente por el desagüe, quitando toda la suciedad que se ha quedado acumulada en la boca de la cañería pegada al inodoro.  Quizá debes hacerlo muchas veces, pero no pares hasta que consigas quitar el efecto vacío que ha sucedido y no te permite mover la suciedad de un lado a otro. Es posible que debas repetir la operación diversas veces, pero verás como el retrete empezará a tragar el agua y así el estancamiento de esta agua sucia va desapareciendo para dar paso a unas cañerías en perfectas condiciones.  El último paso que debes hacer para comprobar que todo funciona correctamente es tirar de la cisterna o apretar el botón de descarga de agua. Así podremos ver en qué condiciones tenemos el inodoro, y  finalmente poder comprobar que todo está funcionando correctamente. Este método para desatascar el váter es usado por muchos fontaneros, que te cobrarán por hacerlo.
 
Así pues una vez probada esta técnica de desatasco y limpieza con la fregona o bien tras haber lanzado los líquidos abrasivos por las cañerías para producir la limpieza, y al tira de la cisterna, el agua sigue rebosando y vemos, que, después de todo eso, no podemos limpiarlo ¿sabes qué podemos hace? La mejor solución, en cierto modo será llamar a un especialista que nos ayude ¡hay cosas que de verdad necesitaremos por parte de un profesional!  Así pues, como ya hemos estado comentando anteriormente, cuando en nuestra casa nos hemos encontrado con las tuberías del baño atascadas y no sabemos exactamente como debemos desatascarlas, puedes siempre recurrir a los químicos que se venden en las droguerías , pero esto es poco ecológico comparado con otros métodos. También puede interesarte este consejo: Tipos de tuberías: mantenimiento, trucos y sobre todo, como prever atascos

 


 

A parte de la fregona que hemos comentado, lo cierto es que existe un sistema igual de manual pero que deberás comprar específicamente en el supermercado para realizar el desatasco: se trata de uno de los métodos más utilizados, un desatascador manual. Los desatascadores manuales son baratos y muy fáciles de encontrar y nos pueden ayudar a realizar desatascos de forma rápida y eficaz en el hogar, además en una herramienta que llevamos utilizando desde hace mucho tiempo, pero hay que saber cómo se tiene que utilizar. Utilizar esta herramienta es extremadamente sencillo, lo que tienes que hacer es poner la ventosa del desatascador manual sobre la boca del desagüe, haces el movimiento de arriba a abajo para hacer el vacío y hacer presión dentro de la tubería y así quitar la suciedad que está atascada. Mientras vas realizando esta sencilla operación deberás continuar con la tarea con la otra mano, ya que lo más fácil es que el agua acabe rebosando y nos ensucie todo el baño. Por eso lo mejor que puedes hacer es tomar tu otra mano y tapar la zona donde el agua rebosa. De esta forma lo que conseguirás es hacer vacío y presión que buscamos para poder quitar la suciedad que esta atascando el desagüe.

Uno de los problemas más típicos en todos los hogares de los españoles son los atascos de las tuberías, así que no te preocupes si de vez en cuando sufres esta problema. Aunque lo más recomendable, evidentemente, es que siempre se puedan mantener en perfecto estado las cañerías de nuestro hogar, resulta primordial para que todo el sistema funcione debidamente, necesariamente en épocas del año en el que el clima es extremo. Lo cierto es que esta época del año es bastante conflictiva para nuestro hogar, porque a veces las temperaturas demasiado bajas hacen que las cañerías se congelen y así no podamos extraer el agua que necesitamos para utilizarla, tanto en el inodoro como puede ser también en la cocina de nuestra casa o vivienda ¿Así, qué podemos hacer?
 
Durante esta estación es normal que en muchos hogares las cañerías se congelen, lo que ocasiona molestias y problemas domésticos. Por eso te damos algunos trucos para que no te vuelva a suceder este problema y disfrutes de un invierno tranquilo en tu hogar: para empezar evita siempre el goteo de agua. Es importante colocar el tapón en todos estos lugares, de este modo un pequeño goteo de agua no afectará el estado de tus tuberías. Por otro lado, aquellas personas que cuentan con un tanque externo de agua pueden sufrir el congelamiento de este, pero no os preocupéis porque esto tiene una sencilla solución: lo único que deberás hacer es hacer que el depósito de la cisterna cuente con un poco de glicerina, de esta forma impedirás la congelación. También podemos evitar la congelación aislando las cañerías y tuberías que están a la vista en zonas de nuestro hogar para permitir disminuir los riesgos de que las bajas temperaturas las congelen.

Hay otras opciones que harán que se reduzca el riesgo de congelación de las cañerías en nuestro hogar, como por ejemplo, mantener una buena temperatura dentro de nuestro hogar, pero sobre todo muy estable: de este modo evitarás que, ante un descenso importante, las tuberías puedan congelarse. Además, si cuentas con mangueras y válvulas externas para el riesgo del jardín es importante cerrar el acceso de agua a ellas, así como verter sal, preferiblemente marina o gorda, en las cañerías una vez a la semana. Esto ayudará a prevenir que las bajas temperaturas afecten tus tuberías. Pero de todas formas, si la situación en tu casa es muy extrema, cierra la llave de paso ¡Suerte!
 
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Etiquetas: fontanería

Recomendamos