La valoración media de 99 personas es: Muy buena

Restaurar mesa y silla para la cocina con hule y pintura en spray

Buenas noches... Viernes por fín... que ganas de que llegara el finde, aunque mañana todavía me toque trabajar.
Hoy os dejo el antes y el después de mi #mesa de #cocina y la #silla, porque la verdad necesitaban un cambio urgente, pero un día por otro y las había dejado demasiado. Así que, esta semana me he puesto manos a la obra y por fín estoy cómoda sentada en mi nueva silla.
 
RESTAURAR MESA Y SILLA PARA LA COCINA


RESTAURAR MESA Y SILLA PARA LA COCINA


RESTAURAR MESA Y SILLA PARA LA COCINA


RESTAURAR MESA Y SILLA PARA LA COCINA


RESTAURAR MESA Y SILLA PARA LA COCINA


RESTAURAR MESA Y SILLA PARA LA COCINA


RESTAURAR MESA Y SILLA PARA LA COCINA


RESTAURAR MESA Y SILLA PARA LA COCINA


RESTAURAR MESA Y SILLA PARA LA COCINA


Para restaurarlas he comprado varios sprays de pintura color azul zafiro para la mesa y celeste y turquesa para la silla.

También he comprado un hule para tapizar la mesa y la silla. He comprado un hule porque al ser un mantel de los que vienen plastificados, es muy cómodo a la hora de limpiarlo y además repele los líquidos. Por lo tanto en la cocina es lo que yo buscaba.

A la mesa le quite la madera y le dí una buena mano con la pintura en spray, dejé que secara bien y me puse a tapizar la madera con el hule y una grapadora de mano, genial para estos trabajos.

Cuando terminé de tapizarla, el cuerpo de la mesa ya estaba seco, es una ventaja usar este tipo de pintura, porque además de rápido de pintar es rápido de secar.

Para la silla, primero desmonté el asiento y la verdad no pude aprovecharlo porque estaba super estropeao, por lo tanto con las medidas del asiento antiguo mi marido me cortó una madera para utilizarla de asiento.

Con un cojín viejo hice el relleno y forré la nueva madera con el hule sobrante de la mesa y la grapadora para fijar el tapizado.

Una vez terminado, lijé la silla y le dí una base de pintura en spray color celeste, dejé secar y a continuación le dí otra mano con un color turquesa. Una vez bien seca la pintura, con una lija fina, raspé la silla, aleatoriamente, para darle aspecto envejecido.

Bueno, pues ya renové mi cocina con unos fáciles cambios.

Espero que os sirva de idea si estáis pensando en renovar vuestra cocina. Un besino, y que paséis un feliz fín de semana.

 
Fuente: este post proviene de Un cuarto y mitad de esto y un poco mas de lo otro, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos