Blog de felipe Idea guardada 15 veces
La valoración media de 31 personas es: Muy buena

Los defectos más comunes de la madera

Lo más aconsejable es adquirir una que esté bien seca

madera deteriorada
?Cuántas veces has descubierto que a los pocos días de estrenar cualquier mueble o incluso el suelo de tu casa, hay pequeños desperfectos de los que no te habías dado cuenta? Esto dejará de ser un problema, porque con las pautas que te vamos a mostrar a continuación, las posibilidades de que la madera te decepcione nada más comprarla, van a ser muy pocas.

 

Es muy fácil ver que, a través del color o de los diferentes defectos, la madera va perdiendo elegancia. Algunos de ellos se pueden solucionar, pero muchos otros hacen que este material sea inservible, por eso, el saber identificarlos es esencial. Como siempre en estos casos, prevenir es mejor que curar.

 

Diferentes imperfecciones

Para que la madera esté en perfectas condiciones, lo más aconsejable es adquirir una que esté bien seca porque es la que menos problemas ofrece. La fase de secado es la principal fuente de producción de defectos como éstos:

 

- Nudos: se producen en el lugar desde el que nace la rama y son debidos a la aglomeración de tejido enrevesado, lo que produce la mezcla de diferentes texturas. Cuando son muy gruesos, como sobresalen, se convierten en elementos directos para la sierra. Son muy problemáticos, porque cuando se secan, se desprenden de la madera y producen en ella agujeros de diferentes profundidades. Además, reducen la resistencia de este material al mezclar diferentes fibras y de este modo, la convierten en poco elástica y muy quebradiza.

 

madera grietas
- Grietas o fendas: este tipo de defectos se originan cuando la madera se ha secado de forma rápida. Podemos encontrar grietas de diferentes tipos, dependiendo de dónde salgan: de corazón partido (son internas y se dan en la madera que parte del corazón, surgen en el árbol creciente y se desarrollan en el tronco talado), de heladura (son exteriores y pasan de la madera blanda a la parte más seca y dura del tronco, tienen las paredes oscuras cubiertas de resina) y de desecación (surgen en la madera ya cortada bajo la acción de tensiones internas en el proceso de extracción de la humedad).

 

- Corazón descentrado: aparecen en los árboles que han crecido en pendientes, en un terraplén o en un lugar donde el viento sopla de forma muy fuerte.

 

- Cantos: pertenecen normalmente al extremo del tronco que se sitúa cerca de la madera que está en proceso de desarrollo. Reducen de forma considerable la calidad de este material.

 

- Hendiduras de copa: Se suelen dar cuando el secado exterior se ha producido de forma más rápida que en la parte interior. Una buena forma para solucionarlo sería desechar la parte dañada.

 

- Fibra torcida: se da cuando producen tablones que van en diferente sentido que el resto. Cuando te encuentres con este desperfecto es preferible que lo des por inservible, porque causa muchos problemas.

 

tarima
- Desolladuras: el problema de la aparición de este defecto se da cuando tiene gran profundidad, de lo contrario, se puede arreglar, teniendo en cuenta que puede quedar cicatriz.

 

- Astillamiento: se trata del hueco que se produce en alguna o en las dos cabezas del tronco en cuestión ya talado, por el desgarramiento que se ha producido en la fibra cuando se ha dado el corte.

 

- Descolorido: cuando la madera está demasiado madura, además de provocar su debilidad, también hace que su color pierda fuerza. Se puede identificar porque cuando se llega a este punto, aparecen manchas rojas que lo delatan.

 

- Fibras corridas: cuando la madera está corroída. Lo podemos identificar fácilmente, porque presenta rayas blancas, que son hongos que están en el interior. Han llegado ahí a través de una grieta y producen la invalidez de la misma.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos