Blog de felipe Idea guardada 29 veces
La valoración media de 44 personas es: Muy buena

Alarga la vida de la madera

Problemas que puede sufrir la madera

muebles salón
La madera es uno de los materiales más resistentes y duraderos que podemos tener en casa. Nuestros muebles, ventanas, vallas e incluso el parqué del suelo podrían brillar con luz propia y por mucho tiempo si les dedicásemos más cuidado y mantenimiento. Existen reglas, trucos y productos que nos ayudan a llevar a cabo esta labor. Préstales un poco de atención y alargarás su vida manteniéndolos en las mejores condiciones.

 

Problemas que puede sufrir la madera

* Humedad: es una de las principales causas de deterioro: el clima y las lluvias inciden en el exterior mientras que dentro de casa es el vapor, que se genera y se condensa, el que deteriora la madera: se humidifica, se ablanda y comienza a descomponerse. Se presenta con ampollas y caída de la pintura, las juntas de los muebles se despegan y se separan y el color se oscurece e incluso aparece moho; sobre todo en el jardín.

 

* Insectos: los más habituales son las termitas y las carcomas. Su estación preferida es la primavera, aunque pueden aparecer en cualquier otra época del año. Se introducen en la madera y la devoran creando canales interiores (como si de un hormiguero se tratara). Averiguarás si tu mueble está infectado porque el exterior estará cubierto de pequeños agujeros.

 

                                         
puerta estropeada


 

* Hongos: minan la estructura y la resistencia y, en muchas ocasiones, provocan manchas en la superficie. Poco a poco van pudriendo la madera y ésta, en función del tipo de hongo, sufrirá una podredumbre parda, blanca o blanda.

 

* Luz solar: el mobiliario que está expuesto al sol, sobre todo si no tiene protección, está condenado a perder su color y adquiere un tono grisáceo.

 

* Golpes y arañazos: son los males más habituales. Las puertas y ventanas son las que más sufren los golpes, mientras que el parqué o el entarimado, están constantemente en contacto con los zapatos y el movimiento de sillas, mesas y otros muebles.

 

Soluciones y protectores

* Ventilación: es importante que tu casa esté bien ventilada. Sobre todo si cuentas con sistemas de climatización que humidifican las habitaciones. El exceso de agua en el ambiente resiente a tus muebles porque, poco a poco, se filtra en su interior. Los baños son las estancias más húmedas junto con los sótanos y los lugares fríos y oscuros como pueden ser las despensas. Por eso es importante un buen sistema de ventilación, ya sea natural (ventanas, puertas, etc) o instalado (ventiladores).

 

                                      
puerta


 

* Láminas de polietileno: son también una medida eficaz. Se coloca en las zonas calientes de la pared y actúa como barrera contra la humedad.

 

* Pinturas porosas: permiten la transpiración de la madera. En cambio, las plásticas impiden el paso de aire y se pueden formar burbujas bajo la capa de pintura que la resquebraja.

 

* Barnices: crean una capa impermeable y protectora. Los hay de varias tonalidades; desde los transparentes hasta los marrones más oscuros; mate y brillantes. Normalmente todos los muebles se barnizan, aunque no siempre se hace con las puertas y ventanas de exterior. Es aconsejable que le des, al menos, una capa a todas las maderas del hogar. Existen barnices especiales para el parqué que son muy resistentes al roce y al desgaste.

 

* Lijado: la superficie va a ser determinante en la eficiencia de los productos de protección que apliquemos. Que esté completamente lisa y limpia, libre de restos de barniz o pintura, es necesario para que éstos se adhieran y se impregnen adecuadamente.

 

                                        
puerta estropeada


 

* Insecticidas: hay que saber elegir muy bien los pulguicidas y fungicidas que apliquemos porque pueden ser nocivos para nuestra salud o simplemente demasiado agresivos para la madera. Tenemos que comprobar que penetra bien y se concentra en el interior para que haga efecto.

 

* Alquitrán de hulla: es un derivado del petróleo. Sólo se utiliza en exteriores y cuando la humedad es excesiva. Emana gases y olores fuertes cuyo contacto no es recomendable porque puede perjudicar nuestra salud.

 

* Otros tratamientos protectores: se han creado especialmente para preservar calidad, belleza y vida útil de nuestro mobiliario. Suelen contener sustancias hidrófugas y presentan características similares a los barnices: son transparentes y los encontrarás en brillo, mate y en varios tonos.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

caja de la fruta caja de fruta reciclar caja de fruta ...

Ideas para reciclar cajas de la fruta

Un objeto versátil fácil de decorar

En este reportaje te reunimos algunas fantásticas ideas para reciclar cajas de la fruta, un material que podemos decorar fácilmente y transformar en muchísimas opciones.