comunidades

Reparar la cisterna del WC de tipo pulsador de cable

En este breve artículo te  contamos cómo reparar la cisterna del WC de tipo pulsador de cable en una avería muy concreta: al tirar de la cadena se hace la descarga de toda el agua pero después no se corta la salida de agua.

No para de salir agua por la taza.

Además el pulsador se queda como sin fuerza.

Esta avería es realmente muy común en las cisternas que llevan mecanismo de descarga de tipo cable.

Sigue leyendo y te contamos lo sencillo que es arreglarlo.

reparar la cisterna del WC en pulsador de cable
Mecanismo de descarga con accionamiento por cable ( va dentro del tubo amarillo)

Mecanismo de descarga de la cisterna tipo cable

Antes no existía este tipo de mecanismos de tipo cable, sin embargo en la actualidad es muy usado.

La razón de esto es la facilidad de instalación de este tipo de mecanismo, pues apenas hay que regular nada. Además, en estos mecanismos de tipo cable, la tapa de la cisterna queda libre, se puede abrir fácilmente, ya que no está anclada como en el caso de otro tipo de mecanismos. Esto facilita mucho la inspección del interior de la cisterna y reparar la cisterna del WC es mucho más sencilla de realizar.

En cuanto al propio mecanismo de descarga de tipo cable, éste está constituido por los siguientes elementos:

Pulsador. Es el botón que pulsamos o apretamos para tirar de la cadena. En estos mecanismos el botón queda fijo a la tapa apretando una tuerca en el lado interior de la cisterna.

Cable. El cable parte del pulsador y llega hasta el elemento que abre y cierra la salida del agua hacia la taza.

Cierre. Es el elemento que permite el paso del agua cuando se pulsa el botón de descarga. Y que cierra y evita goteos y fugas de agua cuando no está pulsado. Es una especie de tapón gigante que sube y baja. Al subir permite la descarga y al bajar cierra la salida de agua hacia la taza.
En cuanto a su funcionamiento, es relativamente sencillo.

Al pulsar el botón de la cisterna un pequeño vástago empuja a una biela que acciona un cable. El cable va por el interior de un pequeño conducto flexible, y se transmite por él el alargamiento o acortamiento de éste. Finalmente el cable transmite este movimiento a un elemento vertical que hace de cierre del agua de la cisterna, como una especie de tapón gigante. Al pulsar el botón se levanta el mecanismo de cierre con junta, permitiendo la salida de agua a la taza.

En realidad el funcionamiento es exactamente el de todos los mecanismos de descarga, con la única diferencia del elemento de transmisión, que en el resto de cisternas es mediante tornillos vástagos verticales que van desde el pulsador hasta el propio mecanismo, transmitiendo directamente. En los modelos más antiguos esto se hacía con un alambre que unía el pulsador (en esta caso el tirador) con el mecanismo. Al accionar este tirador el alambra subía directamente el mecanismo, dejando libre por la parte de abajo un espacio por donde salía el agua.

Sin embargo, como decimos, en este caso la transmisión del movimiento se hace mediante un cable (parecido al cable de los frenos de una bici).

Pues bien, en este tipo de cisternas de tipo cable hay una avería recurrente, que es que el cable se atasque y haga que al pulsar no cierre, saliendo el agua sin parar por la taza.

Veamos los síntomas de esta avería.

Síntomas: no para de salir agua y el botón se queda flojo

Existen 2 síntomas inequívocos de que tenemos esta avería. Los 2 se dan a la vez.

El primer síntoma es que al pulsar el botón de descarga toda el agua de la cisterna sale por la taza. Hasta aquí todo bien.

Lo malo es que después de la descarga, el agua continúa saliendo sin parar.

Lo que está pasando es que toda el agua que está entrando por la alimentación está saliendo a la taza.

El segundo síntoma es que el botón de descarga se ha quedado flojo, como sin fuerza.

Cuando pulsabas antes notabas cierta reacción. Sin embargo ahora no hay ninguna, parece estar flojo.

De todas formas, para confirmar que la avería está justo aquí, puedes leer el artículo sobre averiguar si falla el mecanismo de entrada o el de descarga, que tanto éxito ha tenido, donde tienes la respuesta a esto y mucho más.

¿Por qué ocurre esto en las cisternas de cable?

En estas cisternas al pulsar el botón de descarga lo que ocurre es que el cable se mueve hacia arriba, tirando del elemento que cierra herméticamente el agua de la cisterna. Este elemento tiene cierto peso y el cable, a través de unas palanquitas, tira de él hacia arriba, permitiendo la salida del agua a la taza.

Una vez que termina la descarga, el elemento de cierre vuelve a posición natural por su propio peso, cerrando el paso del agua.

Pero en el caso de nuestra avería lo que sucede es que el cable se ha quedado pillado y no consigue volver a su situación inicial. Al pulsar se tensa, pero no ha conseguido relajarse, con lo que el mecanismo de cierre de agua de la cisterna está todo el rato abierto, saliendo toda el agua por abajo.

Razones para que ocurra esto son muy variadas.

Una es que el conducto por cuyo interior va el cable sea un poco largo y adopte posiciones forzadas, con curvas cerradas que hacen que el rozamiento del cable con el conducto sea muy grande. Tanto que impida la vuelta a la normalidad del cable.

Otra posible razón es que el pequeño mecanismo que se encuentra en el final del cable, y cuya misión es convertir el movimiento vertical del pulsador en un tiro del cable se haya atascado un poco. La transformación del movimiento vertical en tiro del cable lo hace a través de una pequeña palanquita, que puede atascarse por diversas causas, entre ellas el simple paso del tiempo.

Sea cual sea la causa, el resultado es que el elemento de cierre no baja, con lo que toda el agua que entre a la cisterna caerá libremente hasta la taza.

La cisterna estará todo el rato tirando agua, con lo que el consumo de agua se puede disparar en un momento.

¿Cómo hago entonces para reparar la cisterna del WC (cisterna tipo cable)?

La reparación en este caso es bien sencilla.

Los mecanismos de tipo cable tienen la ventaja de que se puede levantar libremente la tapa de la cisterna, que no queda unida al resto de la cisterna como en otros modelos.

El pulsador va fijado a la tapa, y de él sale el cable.

Como el cable suele tener una cierta longitud, se puede separar con cuidado la tapa, dejando visible fácilmente el interior de la cisterna.

En cuanto levantemos la tapa debemos separar el cable del pulsador.

reparación cisterna váter cable
Los sistemas por cables son muy cómodos: se puede levantar la tapa de la cisterna e un momento y sin herramientas de ningún tipo.
Esto depende de cada modelo, pero generalmente es muy sencillo. Habitualmente la unión cable-pulsador se hace mediante unión tipo clic, con lo que simplemente tirando de la parte del cable sale. Hay que hacer todo esto sin forzar, obviamente.

Otras veces el elemento de unión del cable al pulsador tiene una pestaña de fijación, que se debe desbloquear para permitir la separación del cable del pulsador.

En todo caso es bastante sencillo realizar esta operación, ya que se puede abrir totalmente la tapa y queda totalmente visible este elemento de unión, con lo que se puede trabajar fácilmente.

Una vez separados el cable del pulsador observaremos al final del cable, en el pequeño mecanismo de transmisión, que existe un pequeño vástago que se ve en el agujero donde se introduce el pulsador, y que éste se ha quedado metido dentro. Esto es porque el cable está atascado, pues si estuviera a ras, es que el funcionamiento sería el correcto.

Tenemos que conseguir que el vástago se libere, y que adopte su forma de operar normal, volviendo a su posición de reposo a ras de la superficie.

Para lograrlo la mayoría de las veces lo único que hay que hacer es mover un poco tanto el mecanismo de descarga como el cable, hasta que se libere y adopte la posición de reposo a ras.

Esta es la clave, que el cable esté en la posición menos forzada, para evitar que roce con el conducto de protección.

Ahora debemos comprobar que todo funciona bien. Para ello lo más fácil es quitar el pulsador de la tapa (va simplemente roscado) y unirlo provisionalmente con el cable.

Pulsaremos varias veces para comprobar que todo va bien.

Finalmente volvemos a montarlo todo.

Reparar la cisterna del WC en mecanismo tipo cable: tips finales

Las cisternas con cables son bastante utilizadas en la actualidad. Son fáciles de instalar y muy prácticas.

Pero tienen el inconveniente de que, a veces, se enganchan y no dejan bajar el mecanismo de cierre del agua a la taza.

El resultado es que la cisterna no para de tirar agua.

La causa de todo esto es que el cable está en una posición forzada, que hace que tenga mucha resistencia e impide que el elemento de cierre del agua baje y consiga cerrar el agua.

La reparación es muy sencilla: debemos abrir la tapa de la cisterna, que en estos mecanismos es muy fácil, ya que la tapa no está fija.

Luego separamos el cable del pulsador, con cuidado de no forzar nada.

Ponemos el cable en una nueva posición menos forzada y luego probamos varias veces con el pulsador montado provisionalmente.

¡Finalmente cerramos la tapa y listos, acabamos de reparar la cisterna del WC!

El artículo Reparar la cisterna del WC de tipo pulsador de cable ha aparecido en primer lugar en zonahogar.

Fuente: este post proviene de zonahogar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Fontanería

Recomendamos