zonahogar Idea guardada 13 veces
La valoración media de 19 personas es: Muy buena

Pintar la puerta de entrada por el interior. Una idea sencilla pero genial

En esta ocasión compartiremos contigo la última idea que hemos tenido en casa: pintar la puerta de entrada por el interior.

Sí, has oído bien. Pintar la puerta de entrada por el interior, dejando el exterior del color original.

La verdad es que el interior de la puerta de entrada estaba bastante deteriorado y viejo. Pero ¿qué podíamos hacer?

Pues la pintamos, pensamos.

Y así fue: con un sencillo pintado le hemos dado un aire totalmente nuevo y renovado.

¡Así de sencillo!

Y en esta ocasión lo hemos hecho nosotros mismos.

¡Vamos con los detalles!

pintar la puerta de entrada por el interior
Estado final: pintado de blanco por el interior.

Puerta de entrada al piso

Se trata de una puerta de entrada a un piso, no a un chalet, por lo que por el exterior de la puerta se encuentra al resguardo de la intemperie, en el descansillo.

En cuanto a la calidad de la puerta, es una puerta de entrada normal, tipo blindada. El acabado de la puerta es un chapado de madera natural bastante oscura.

En realidad es una puerta de entrada bastante buena, pero que tiene ya sus años…cerca de 30 añitos, ¡no está mal!

estado previo de la puerta de entrada al piso
Estado previo de la puerta de entrada.
En su momento estaba bastante bien, pero con el tiempo su aspecto ha empeorando bastante. Sobre todo en la zona baja, donde ha perdido el color original y tenía una apariencia desgastada. Incluso pequeños trozos del chapado se habían perdido.

desgaste de la zona inferior de la puerta
Desgaste de la zona inferior de la puerta.
Vamos, que el aspecto era bastante malo, pero funcionar, la puerta funcionaba perfectamente.

Idea maravillosa: pintar la puerta de entrada por el interior únicamente

La verdad es que cuando se nos ocurrió esta idea de pintar sólo por un lado ni siquiera sabíamos de la posibilidad de hacerlo…¿Se podía pintar la puerta? ¿Y sólo por el interior? ¿Es esto posible o es una locura?
Nos acercamos a la puerta a echar un vistazo más de cerca y nos cercioramos que se trataba de una puerta de madera con un chapado de madera como acabado.

El chapado, por si no lo sabes, es una fina lámina de madera de verdad, por lo que, en principio el pintado era posible. Muchas puertas tienen este acabado en chapa de madera de verdad.

¡Bien! Podíamos llevar a cabo nuestra idea.

El color elegido: blanco

Lo que empezó únicamente en un pintado de la puerta de casa por el interior, terminó en el pintado/cambio/renovación de todas las puertas de paso de la casa. ¡Ah!, y también de los armarios empotrados.

Por lo menos esto es lo que decidimos. También decidimos que esto lo haríamos poco a poco, según nos apeteciera. Así es que, por el momento, sólo la puerta de entrada.

Teniendo en cuenta la imagen de futuro deseada fue más fácil elegir el color: la pintaríamos blanca como al resto de la carpintería.

Lo que sí es importante, como ver, es que te decidas por un acabado que vaya en consonancia con el acabado del resto de la carpintería de la casa, incluyendo puertas de paso y armarios.

Nosotros elegimos el color que tendría toda la carpintería de la casa: blanco, que aportaría limpieza, simplicidad y minimalismo.

Herramientas necesarias

Para pintar la puerta utilizamos muy pocas herramientas. Únicamente usamos las siguientes:

Brocha recta. Es una brocha normal, con la punta de forma rectangular, para facilitar el pintado de las molduras y recovecos de la puerta.

Rodillo de espuma. Utilizamos uno normal, de tamaño más bien pequeño. De esta forma podremos pasar el rodillo entre algunas molduras de la puerta sin problemas, al caber perfectamente.

Cubeta pequeña. La cubeta es bastante aconsejable. En ella echamos la cantidad de pintura necesaria, sin estropear el resto. Además permite ir mojando sin necesidad de agacharse para buscar el bote de pintura.

Materiales necesarios

Y los siguientes materiales:

Pintura de imprimación. Utilizamos una imprimación en base agua, para imprimar todo tipo de superficies.

Pintura esmalte. En base agua también y para interiores. De acabado satinado, esto es muy importante en caso de pintar en blanco. El acabado mate, en cambio, es mucho más sucio.

Cinta de carrocero. Para evitar pintar las paredes y algunos recovecos del suelo. Y fijar el papel cartón al suelo.

Papel cartón. Súmamente útil, pues es resistente y evitará manchar el suelo con las gotas de pintura.

¿Cómo pintar una puerta de entrada por el interior?

Pintar es relativamente fácil, pero tiene sus fases. Y necesita tiempo también.

Además, en el caso de pintar puertas, es algo más complicado que pintar paredes. Necesitaremos preparar las superficies a pintar, proteger los bordes y hacer lo recortes de pintura.

En el pintado de puertas y carpintería gran parte del tiempo será invertido en la preparación de las superficies a pintar. Necesitaremos habitualmente limpiar, secar y lijar antes de pintar.

Además necesitaremos proteger las paredes y herrajes para evitar pintarlos. Necesitamos colocar el papel cartón, la cinta de carrocero a todo lo largo de las tapajuntas de la puerta, colocar la cinta de carrocero envolviendo la maneta, bisagra y mirilla. Todo esto para cada una de las puertas.

Y finalmente hacer los recortes de pintura. Consiste en pintar los bordes y molduras de la puerta con brocha, despacio y de forma cuidada. De esta forma al pintar luego con el rodillo, que es mucho más rápido, quedará la superficie pintada perfecta, sin quedarse zonas sin pintar. Hay que tener en cuenta que el rodillo no entra bien en determinadas superficies con formas, como las molduras o dibujos de las puertas.

Después de hacer los recortes ya sólo queda pintar el resto de la superficie con el rodillo. Los recortes con brocha y el pintado general con el rodillo debemos hacerlo para cada una de las fases de pintado: para la imprimación y para cada mano de pintura.

Veamos en detalle cada fase.

Preparación de la superficie: limpieza y lijado

La preparación de la superficie es bastante sencilla. Lo primero que debemos hacer es limpiar la superficie, de tal forma que no tenga restos ni suciedad.

Debemos asegurarnos también que no tenga aceites ni productos parecidos, que podrían impedir un buen agarre de la pintura.

Para la limpieza bastará con un paño húmedo, pasándolo por toda la superficie. Finalmente secar con bayeta o dejar secar el tiempo necesario.

Aunque nosotros no lo hicimos, el vendedor de las pinturas nos aconsejó un lijado suave a toda la superficie. De todas formas nos dijo que no era imprescindible, pues con la imprimación que nos aconsejó no haría falta.

La verdad es que la falta de tiempo nos hizo no atender a su consejo. No lijamos la puerta (pero el resultado final es increíble).

Colocación de protecciones. Cinta de carrocero

Las protecciones que necesitaremos serán las necesarias para evitar que la pintura llegue a los herrajes de la puerta o a las paredes cercanas.

Para los elementos metálicos de la puerta lo más sencillo es ponerles cinta de carrocero, envolviéndolos bien de tal forma que no le llegue ningún brochazo. Los elementos metálicos son la mirilla, la maneta para abrir y las bisagras. Para la mirilla basta con introducir unos papeles de cocina o algo similar para evitar que se manche.En cuanto a la maneta es un poco más engorroso en nuestro caso, pues la puerta tiene un sistema de apertura limitada. Lleva un poco más tiempo protegerla, pero vamos, se hace sin problemas.

La cinta de carrocero es sencilla de manejar y muy fácil de colocar. Además, al final del pintado, cuando toca quitarla es bastante fácil. No cuesta demasiado. Digamos que es una cinta que se pega lo justo, ni más ni menos de lo necesario.

Para las paredes pudimos haber utilizado cinta de carrocero igualmente, pero nos dimos cuenta que la que teníamos no era muy ancha, por lo que corríamos el riesgo de pintar las paredes si nos salíamos mucho. Al final pusimos papel protector de rodapies, que era más ancho. El resultado de usar este papel de rodapiés fue satisfactorio. También muy fácil de poner y de quitar.

Imprimación

La imprimación es muy importante, ya que conseguimos que el agarre de la pintura a la puerta sea perfecto, y no se produzcan desconchones ni caídas de material.

La imprimación elegida es una imprimación al agua y de color blanco, que es el mismo color que le daremos finalmente a la puerta. Existen imprimaciones de muchos colores diferentes. Al usar pintura al agua seremos un poco más ecológicos. Y con las debidas precauciones (como la de esperar el tiempo de secado y repintado establecida por el fabricante) tiene las mismas prestaciones que los de base disolvente.

La imprimación elegida era una imprimación de las denominadas multisuperficies. Son imprimaciones especiales que se usan para pintar superficies difíciles y en las que en otro caso resulta imposible pintar, como en cristales, azulejos, plásticos e incluso en porcelana.

Además, aunque a nosotros nos da igual porque estamos en el interior de la vivienda, la formulación es para interior y para exterior.

El secado de la imprimación la verdad es que es bastante rápido. Apenas a la media hora ya está seco al tacto. Pero para poder pintar necesitamos esperar unas 6 horas si utilizamos pinturas al agua, o 24 horas en caso de pinturas al disolvente. Nosotros usamos esmalte al agua por lo que podríamos haber pintado antes, pero finalmente esperamos 24 horas.

Lo único reseñable que nos pasó es que, a pesar de las indicaciones del bote de pintura, donde decía que no amarilleaba, lo cierto es que sí lo hace. El amarillo aparece casi desde el principio, prácticamente cuando se seca. Pero luego no evoluciona. Amarillea un poco y luego se queda con ese tono. Esto no supone ningún problema en nuestro caso: pintaremos encima con esmalte, y además varias manos.

Sí que nos llamó la atención que la imprimación sí que tiene olor más o menos fuerte. No es muchísimo, pero sí que es mucho más que el esmalte que luego utilizamos. Además, leyendo las etiquetas del producto, y a pesar de ser al agua, sí que desprendía Compuestos Orgánicos Volátiles (COVs), que es efectívamente lo que olíamos. En concreto la etiqueta señalaba 150 g COV/litro. El olor se iba más o menos rápido. En unas horas bajaba mucho el olor. Es por esto por lo que recomendamos no pintar en una habitación donde vayamos a dormir inmediatamente.

aspecto de la imprimacion de la puerta
Aspecto de la puerta una vez imprimada: zonas más blancas y otras más oscuras. Además, la imprimación amarilleó.

Pintado con esmalte al agua

Una vez imprimada la puerta ya toca darle el color elegido, en nuestro caso blanco.

La pintura elegida es un esmalte al agua para interior.

Inicialmente pensamos en dar un acabado a la puerta mate, pero tras hablar con el vendedor de la pintura finalmente escogimos satinado, es decir, con un pequeño toque de brillo. Y es que el vendedor nos confirmó que las pinturas mates son más sucias que las brillantes. Y como el color era blanco, pues se iba a notar más o menos rápidamente los roces de las manos y objetos por la puerta de entrada.

Las características más destacadas del esmalte utilizado son:

Lavable. Permite lavar la superficie sin problemas. La pintura sólo se va si frotamos fuertemente y a propósito para quitarla.

Resistente a las manchas. La superficie pintada no es adherente, por lo que no es una superficie sucia.

Monocapa. Viene preparado para dar un acabado perfecto con 1 sola mano.

Ecológico. Es una pintura al agua, sin utilizar disolventes. La emisión de COVs es muy muy baja: únicamente 4 g COVs/l.
En nuestro caso decidimos dar 2 manos de esmalte, ya que el color de partida era muy oscuro. Aunque con la primera mano ya quedó razonablemente bien, con la segunda logramos que el acabado fuera perfecto. Conseguiremos que no quede ni rastro del color original y además no se notan zonas con menos espesor de pintura y otras con más cantidad.

El tiempo de espera entre la 1ª y la 2ª mano recomendado por el fabricante es de 4 horas.

Nosotros no teníamos prisa, por lo que decidimos esperar al día siguiente para la 2ª mano.

pintado con 1 mano de esmalte de la puerta de entrada
La hoja de la puerta está ya pintada con 1 mano de esmalte. La zona del marco de la puerta está sólo con imprimación.

Limpieza y terminación

Una vez acabada la 2ª mano nuestra puerta está acabada.

Únicamente queda recoger, quitar la cinta de carrocero y limpiar los útiles de pintura (cubeta, rodillo y brocha) y el barrido y fregado del suelo.

En cuanto a lo de quitar la cinta de carrocero, es importante quitarlo con mucho cuidado, y hacerlo aprovechando antes que la última capa de esmalte seque por completo. Así será más fácil que no se lleve trocitos de pintura seca al quitarla.

En cuanto a la limpieza de la cubeta, brocha y rodillo es sencillo pero un poco engorroso. Al ser pintura al agua se limpian simplemente poniéndolos debajo del grifo y apretar los útiles de pintura hasta que salga toda la pintura. Es importante hacerlo así, pues en caso de que se quede pintura seca, sobre todo en el rodillo, se deteriorará y no nos valdrá para pintar.

En cuanto al suelo, con un barrido previo quitamos los posibles restos de pintura seca. Con el fregado enérgico quitaremos si quedan algunas manchas de pintura en el suelo.

Si la pintura se ha quedado ya seca en el suelo puede que nos queden restos de pintura difícil de quitar. A nosotros nos ha funcionado muy bien en este caso una bayeta y agua caliente y frotar un poco. En algún caso hemos usado un trocito de listón de madera para restregar contra el suelo. La madera no rayará el suelo y quitará las manchas más rebeldes.

Ideas clave para pintar la puerta de entrada por el interior

Pintar la puerta de entrada por el interior es una muy buena idea para renovar el aspecto interior de casa.

Nosotros hemos pintado la puerta de color blanco, a juego con el resto de la carpintería.

Los materiales que hemos usado han sido pintura de imprimación blanca al agua tipo multisuperficies, y pintura esmalte blanca al agua. Cinta de carrocero.

Las herramientas, únicamente 3: brocha, rodillo de espuma y cubeta pequeña.

En cuanto al trabajo en sí, avisarte que el trabajo es bastante más penoso de lo que podría parecer, pues hay que hacer bastantes trabajos previos, que llevan bastante tiempo todos sumados: limpiar y lijar la superficie, proteger los bordes y herrajes, imprimar y dar 2 capas de esmalte. Esperando el tiempo necesario entre pintado y pintado. Y finalmente limpiar las herramientas, quitar las protecciones y limpiar y fregar el suelo.

Quédate con esta idea final: queda realmente bien, pero lleva mucho más tiempo del que pareciera.

El artículo Pintar la puerta de entrada por el interior. Una idea sencilla pero genial ha aparecido en primer lugar en zonahogar.

Fuente: este post proviene de zonahogar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Madera de sapeli: muy usada en los 90s

La madera de sapeli o sapelly tuvo su momento álgido a principios y mediados de los años noventa: se construían tarimas, puertas, armarios y, por supuesto, muebles. Es una madera oscura, de tonos roji ...

Humedad y moho en la pared

En un momento dado apareció una humedad y moho en la pared del salón. No solo resultaba feo, sino que empezaba a amenazar a la pintura y al yeso de la pared. Se trata de la pared del salón,  que da po ...

Pintar de blanco los armarios

Sólo podía ser de esta manera: debía pintar de blanco los armarios. Y es que acababa de pintar las puertas de casa. Todo tan blanco y reluciente…excepto esos dichosos armarios roperos que daban ...

Etiquetas: CarpinteríaPintura

Recomendamos

Relacionado

pintar puerta pintar puerta ...

Cómo pintar una puerta

La decoración de nuestra casa puede ir variando con los años. Nuevos muebles, nuevas cortinas, nuevo color en las paredes.. Sin embargo, lo normal es que esta decoración se vaya ajustando al color de nuestras puertas y rodapiés, pues no suele ser habitual cambiarlos. Eso sí, sustituirlos no es la única opción, pues siempre nos queda la posibilidad de tunearlos para adaptarlos a nuestra nueva estét ...

Bricolage Pinturas Pintar una puerta ...

4 pasos y tips para pintar una puerta panelada

Puertas y Ventanas Si y ha terminado de pintar paredes y techos –asegúrese de que están completamente secos-, es el momento de decorar, pintar una puerta y ventanas. Para ello, hay que preparar primero la madera: ya sea nueva o con restos de pintura vieja, deberá limpiar y alisar toda la superficie, aplicando sellador o fondo cuando sea necesario. Pintar sobre madera ¿Cómo hacerlo? Aplicando vari ...

Blog de Cerrajería cerrajeros cerrajeros valencia

Tips para pintar las bisagras

Las bisagras son accesorios a los que apenas les prestamos atención al estar tan escondidos detrás de las puertas. Es por ello por lo que ahora vamos a hablar de ellos y a dar unos tips para pintar una bisagra. A veces pintamos la puerta y dejamos de lado las bisagras, o bien porque no sabemos como arreglarlas o porque no las hemos visto, ¿Qué hacemos con bisagras? Vamos a conocer de primera mano ...

muebles tuneo

Tuneo de una puerta con espejo

Hola a tod@s!!! Vuelvo para enseñaros el cambio que le he dado a una puerta de un viejo armario La he recuperado porque tiene un espejo y me viene de maravilla. En la planta de arriba los armarios los hicimos a medida y ni se me ocurrió pedirle al carpintero que nos pusiera un espejo en los tres o por lo menos en alguno de ellos. Así que ahora no tengo espejo para verme de cuerpo entero, cada vez ...

puerta puerta principal pintar puerta ...

Cómo pintar la puerta principal

Muchas veces cambiamos la decoración de la casa, pero se nos presentan pequeños detalles que no combinan como, por ejemplo, la puerta principal. Y es que, el resto de puertas de la casa son más económicas y, por lo tanto, podemos cambiarlas, pero la principal solemos dejarla durante años debido a su coste. Por eso, vamos a ver cómo pintarla, pues es un proceso muy sencillo y, así, podemos cambiar ...

general pintura de pizarra pizarra casera ...

Pizarra casera con una puerta reciclada

La idea, tengo que decir, que la vi en un blog. Pero no estoy segura, si fue en Una tarde Imaginativa, de Sofie (me encanta todo lo que hace), en Alromasar, de Isabel (lleno de ideas super chulas) o en Decosurvintage (con creaciones de las que enamoran). Si alguien reconoce la idea, que se pronuncie y así pongo un enlace a su post. La cuestión es que el objetivo era hacer una pizarra reciclando la ...

Herramientas Ideas utiles Pinturas ...

Cómo retirar una puerta fácilmente, rotarla y pintarla

Un punto de apoyo  Cómo retirar la puerta fácilmente La forma más sencilla de quitar una puerta para poder engrasar sus  goznes es abrirla bien abierta y apalancar la puerta con un destornillador viejo. Colóquelo bajo la puerta y presiónelo con el pie, utilizando el mango de un martillo como punto de apoyo, mientras con las manos empuja la puerta hacia arriba para sacarla de los pernos de la bisa ...

general

Pintar azulejos: guía y algunos consejos

Foto: Hogarutil.com Lo que son las cosas, se puede decir que hasta hace cuatro días desconocía que los azulejos se podían pintar y quedar tan bien. Realmente es una forma sencilla,  económica y sin obras para cambiar de forma radical su aspecto. Cuando nos planteamos la reforma de nuestro baño empecé a investigar sobre las posibles opciones para renovar el aspecto de los azulejos sin tener que hac ...

deco&brico pintar muebles

Tipos de pintura para pintar muebles

Usar pintura es la manera más sencilla y barata de renovar una estancia, un mueble o un objeto. Pintar un mueble es darle una vida nueva. Puede pasar de mueble aburrido y feo a pieza protagonista. O de mueble que voy a tirar porque no se integra en la decoración, a mueble que puedo usar y se integra perfectamente. Si estas pensando en pintar un mueble ¿Sabes que tipo de pintura tienes que comprar? ...