comunidades

Instalación de panel LED en la cocina

Hace unos días se fundió uno de los fluorescentes de la cocina.

Fui a comprar uno, pero cuando lo tenía en la mano se me pasó por la cabeza otra idea: … y si hacía la instalación de un panel LED en la cocina, cambiando esos fluorescentes tan antiguos. Acababa de pasar por la  sección de iluminación donde vi esos panales LED tan chulos…¡uhmm! Quizás puede ser una gran idea – pensé.

Reflexionando un poquito más la idea realmente parecía fantástica: con un panel LED tendría menor consumo eléctrico, mayor durabilidad y una considerable mejora estética.

Sigue leyendo y descubre las características del panel LED que he puesto en la cocina y sus ventajas. Además descubrirás cómo es más sencillo de lo que parece su instalación.

¡Vamos allá!

antigua luz de la cocina con fluorescentes
Luminaria de fluorescentes.

Distintas posibilidades de iluminación para la cocina

Los sistemas de iluminación recomendables en una cocina son:

Fluorescentes. Es como la lámpara actual, con tubos fluorescentes en su interior. Estos tubos contienen un gas por el que al pasar la corriente eléctrica emiten luz. La luz que emiten es bastante buena, con mucha luminosidad. Y el consumo no es muy elevado; de hecho incluso los fluorescentes de toda la vida consumen poco. El único pero que tienen es que de vez en cuando se funden, o tienen averías en los cebadores y equipos electrónicos que los alimentan. En cuanto al funcionamiento, los fluorescentes funcionan óptimamente si se encienden y se dejan así. El funcionamiento es peor si continuamente estamos encendiendo y apagando. Y la otra pega es el tema estético. Por ejemplo en nuestro caso la carcasa parece más de una oficina o un taller mecánico que de una cocina.

Empotrables redondos con fluocompactos. Es una opción, desde luego. Estos focos fluocompactos empotrables se pueden poner en el falso techo y, si disponemos un par de ellos o 3, conseguiremos una luz muy homogénea en toda la cocina. El problema es que la tecnología LED le ha comido totalmente el terreno. Los paneles LED, como veremos en detalle enseguida, son una opción similar a los fluocompactos, pero son más eficientes y más fáciles de instalar. El empotrable fluocompacto necesita de bastante espacio hacia arriba, pues debe alojar las bombillas fluocompactas.

Paneles LED. Un panel LED es un soporte en el que están integrados un montón de LEDs, de tal forma que se consigue una luz muy homogénea, con gran apertura del ángulo de emisión de la luz y de alta calidad. Han desbancado totalmente a los fluocompactos del apartado justo anterior. La instalación de panel LED en la cocina es, como estamos intuyendo, la mejor opción.

Plafón LED. Con las mismas cualidades que los paneles LED, los plafones LED serían la versión moderna de las antiguas lámparas de toda la vida. Tienen multitud de posibilidades estéticas, por lo que son especialmente apreciados para instalar en salones y habitaciones. De múltiples formas y colores, son bonitos incluso apagados, por lo que en sí mismos pueden ser considerados objetos decorativos.
No son aconsejables, en cambio, otros sistemas como las bombillas incandescentes de toda la vida, por su bajo rendimiento energético y alto consumo eléctrico. Tampoco lámparas halógenas, que van generalmente vinculadas a focos empotrables con luz muy centralizada, con ángulos de apertura muy bajos. Dan lugar a zonas muy iluminadas y otras zonas en sombras. Los focos halógenos sí que son aconsejados en otros usos, como cuando queremos enfocar a un objeto o decoración en concreto, para resaltarlo.

A la vista del análisis anterior finalmente nos decidimos a realizar la instalación de un panel LED en la cocina. Algo con estética sencilla, nada recargado pero sí muy funcional. Algo minimal.

Las características de este panel led son:

Panel LED rectangular de 45 w regulable

El panel LED tiene las siguientes características:

Rectangular y de grandes dimensiones. De 1,20 de largo x 30 cm de ancho. Es de gran tamaño, con lo que la luz es bastante homogénea por toda la cocina. La forma rectangular sigue más o menos las dimensiones rectangulares de la cocina, consiguiendo mejorar todavía más la calidad lumínica de la estancia.

Potente. 45 W de potencia máxima, de tal forma que conseguimos una luminosidad total de 5900 lúmenes, que es bastante elevado. Esto es genial, pues así logramos trabajar muy cómodos en la cocina. Esta potencia sería equivalente a una potencia de 322 w para las antiguas bombillas de incandescencia.

Regulable en cuanto a la intensidad luminosa. De forma integrada el panel viene con un sistema automático que permite variar la intensidad en 3 escalones: intensidad total, al 60 % del total o al 12 %. Y el mecanismo para variar la intensidad no puede ser más sencillo: si se pulsa una vez el interruptor de la luz se enciende al 100%. Si se apaga y se vuelve a pulsar en seguida, entonces se encenderá al 60 %. Y si lo hacemos por tercera vez se encenderá al 12 %, ideal por si queremos únicamente dejar un poquito de luz.

Tipo de luz neutra (4000 K). La temperatura de luz es de 4000 K, lo que es equivalente a una luz neutra, ideal para conseguir distinguir las tonalidades naturales de los objetos sin ninguna distorsión. Esto es ideal en las cocinas, donde manejamos alimentos.

Apertura del haz de luz amplia: 120 º. Con esto conseguiremos que la luz se disperse y llegue a todos los rincones de la cocina: a la encimera, a la zona de cocción, a la mesa justo debajo, etc.

Encendido y apagado instantáneo. Como en todos los casos de tecnología LED el encendido y apagado se puede considerar prácticamente instantáneo, al conseguir intensidades luminosas del 95% en menos de 2 segundos.

Ventajas esenciales del panel LED: eficiencia, durabilidad y precio

Las características anteriores hacen que el panel LED sea un sistema de iluminación con unas características impresionantes, prácticamente inmejorables. Pero es que todavía hay más. Existen 3 características de los paneles LED que les hacen tener unas claras ventajas sobre otros sistemas de iluminación.

Estas 3 ventajas de los paneles LED son:

Eficiencia energética. Los LEd es el sistema actual más eficiente de iluminación, consiguiendo ser el sistema que mejor convierte la energía eléctrica en luz. Son más eficientes, por supuesto, que las bombillas incandescentes, las bombillas de toda la vida. Pero es que son más eficientes que las lámparas halógenas, y más eficientes también que los tubos fluorescentes y las fluocompactas. En este aspecto los LED son incomparables. Para conseguir disminuir la factura eléctrica son el mejor sistema.

Durabilidad. La vida útil de los LEDs son enormes. En el caso del panel que hemos puesto en la cocina la vida útil es de 25.ooo h, con una estimación de encendidos de alrededor de 15.000 h. Algunos cálculos sencillos de uso diario puede dar lugar a que estemos hablando de sistemas de iluminación con vida útil de alrededor de 8 a 10 años. Es muy importante también la garantía del número de encendidos garantizados. Al fin y al cabo en la cocina pasamos mucho tiempo y es muy probable que estemos encendiendo y apagando continuamente: un factor muy importante para decidirnos a realizar la instalación de un panel LED en la cocina.

Precio. Otro de los aspectos esenciales. De nada nos serviría un sistema genial y con vida útil larguísima si su precio es desorbitado. Lo que ha ocurrido actualmente es que los precios de los LEDs han bajado tanto, que los estudios más recientes entienden que puede ser la tecnología más rentable teniendo en cuenta los precios de las otras tecnologías y las reposiciones necesarias para igualar su vida útil. El único sistema que se le acerca serían los fluorescentes, pero estos deberán reponerse varias veces para igualar la vida útil de los LEDs, por lo que en global el sistema más económico será el de los paneles LEDs. En cuanto al precio de un panel como el que hemos puesto en la cocina, a nosotros nos costó 60 €. Existen de diferentes precios, teniendo en cuenta sistemas como mando a distancia, potencias, tamaños, etc.

Cómo realizar la instalación del panel LED en la cocina

La instalación es realmente sencilla, independientemente del tipo de techo que tengas. El panel LED que tenemos se puede instalar de 3 formas: montaje oculto, de forma convencional sujeto al techo y con sistema colgado.

En el sistema oculto todo el panel LED se encastra en un agujero de la forma del panel, sujetándose mediante unos pequeñas piezas angulares que tienen el panel y que se apoyan por el interior del techo de escayola. Este sistema sólo se puede instalar en falsos techos. Es un poco más complicado de ejecutar, ya que es necesario recortar con precisión la escayola.

En el sistema colgado todo el panel cuelga de unos cables que se afianzan las techo, quedando el panel suspendido a la altura que queramos. Es un sistema no muy visto. En nuestro caso no lo elegimos, ya que se trata de una cocina con techos no muy altos, con lo que necesitaremos la luz cuanto más alta mejor, para que llegue a todos los rincones.

El sistema que hemos elegido es el convencional, que consiste en sujetar el panel mediante unos orejetas que tiene en los laterales del panel a unos tornillos previamente fijados al techo. Los tornillos del techo se instalan simplemente con unos tacos a la escayola y se dejan sobresalir unos 3 a 4 mm. De esta forma la propia cabeza de estos tornillos es la que sirve de anclaje, al introducirse por los orificios comentados de los laterales del panel.

Instalación de panel LED en la cocina
Tornillos del techo, que son el sistema de fijación al techo.
La instalación del panel LED es bastante sencilla, principalmente por el siguiente motivo: el panel LED pesa poquísimo, con lo que la sujección al techo es realmente sencilla. No serán necesarios sistemas de fijación complicados para sostener elevadas cargas.

Los pasos que seguí para la instalación del panel LEd fueron los siguientes:

Retirada de la luminaria de tubos fluorescentes. Es relativamente sencillo. Además de retirar la carcasa donde se alojaban los fluorescentes nosotros quitamos también los tacos de balancín que tenía la luminaria antigua para fijarla al techo. Disponía de este sistema porque el peso era mucho más elevado que el del panel LED. Hay que tener en cuenta también que al eliminar las fijaciones anteriores quedarán unos agujeros que deberemos tapar con escayola.

Ejecución de las sujecciones en el techo. En la cocina es muy habitual que se disponga de falso techo de escayola. Este es nuestro caso. Como el panel pesa poquísimo, podemos fijar el panel directamente a la escayola mediante tacos y tornillos. Para hacer los agujeros donde tocan lo mejor es preparar una plantilla con un cartón, pegarla después directamente al techo y puntear en el techo los puntos donde van los tacos. Haremos entonces los agujeros con la taladradora. En nuestro caso perforamos con la broca de 6 mm para poner tacos de 6 mm. El tornillo que instalaremos será de 5 mm. La cabeza del tornillo es directamente donde se apoya los anclajes del panel.
instalación de panel led en cocina
Una parte fundamental en la instalación del panel led es la correcta ejecución de los taladros en el techo. Para eso debemos ayudarnos de una plantilla.


Preparación de los anclajes del panel. El panel viene preparado para montar de distintas formas: montaje oculto, sistema normal y sistema colgado. En el sistema convencional el panel dispone de unos pequeños angulares con unos orificios donde se deberán introducir las cabezas de los tornillos fijados al techo. En nuestro sistema de montaje son únicamente 6 tornillos a introducir en los 6 orificios del panel. Como podemos observar, será muy importante que los tornillos estén donde les toca, pues si no es así no conseguiremos introducirlos en los orificios del panel.

Conexionado de los cables eléctricos al transformador e introducción del transformador en el falso techo. Para ello deberemos hacer seguramente un pequeño agujero para meterlo, pero que no será visible, pues queda justo encima del panel.

Colocación final del panel. Enganchando los soportes del panel a las cabezas de los tornillos del techo. Requiere un poco de habilidad y paciencia para introducir los 6 a la vez. Una vez introducidos simplemente debemos desplazar horizontalmente el panel un poco para que se quede fijo.

Repaso del techo. Los agujeros y desperfectos que hayan quedado a la vista debemos repasarlos. Para ello debemos aplicar un poco de escayola en masa o trozos de escayola fijados con escayola en masa. Lijar después y finalmente pintar para que quede todo perfecto.

Mejor luz para tu cocina: instalación de panel LED en la cocina

Al ver el resultado final me alegro mucho de haber cambiado el sistema de fluorescentes por el de panel LED.

El aspecto final es más elegante y minimalista.

Y la cocina se llena de luz, de tal forma que es mucho más cómodo y agradable cocinar en ella.

Y si al final además el consumo es menor y ahorramos en la factura eléctrica, pues ¡todo son ventajas!

Así que ya sabes: ¿qué tal un pequeño cambio en tu cocina?

instalación final del led en la cocina
Estado final. Sólo hace falta pintar el techo.
El artículo Instalación de panel LED en la cocina ha aparecido en primer lugar en zonahogar.

Fuente: este post proviene de zonahogar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos