comunidades

¿Hay que echar sal en el lavavajillas si tienes descalcificador?

Pero ¿hay que echar sal en el lavavajillas? Esta es la pregunta que me vino a la cabeza el otro día. Sobre todo porque caí en la cuenta de que en casa tenemos descalcificador comunitario.

Todo empezó por el simple y rutinario hecho de que  que se encendió el piloto de reponer sal en el lavavajillas. Enseguida pensé en ponerlo en la lista de la compra para la próxima vez que fuera al super.

Pero en esta ocasión, no sé porqué, se me encendió la bombilla y lo relacioné con el descalcificador que tenemos en el edificio.

Me paré a pensar lo siguiente: la sal en el lavavajillas sirve para que el lavado de la vajilla sea perfecto y no haya problemas de acumulación de cal en los platos y vasos.

Esto es muy necesario en aquellos lugares, como la zona del levante español, donde el agua corriente es bastante dura, es decir, tiene bastante cal.

Eso es cierto. Pero… es que en el edificio tenemos un descalcificador comunitario. Es decir, un aparato que sirve precisamente para quitar la cal del agua, lo que se conoce también con el nombre de ablandar el agua.

Como el agua que me llega a casa ya no es dura, ¿cuánta sal hay que echar entonces en el lavavajillas? Es más, me pregunté incluso si era necesario alguna cantidad de sal…

Sigue leyendo y descubre todo lo que aprendí sobre el descalcificador y si hay que echar sal en el lavavajillas si tienes un descalcificador en casa o en el edificio.

hay que echar sal en el lavavajillas si tenemos descalcificador?


¿Para qué sirve la sal del lavavajillas?

La sal del lavavajillas sirve para que el lavado de la vajilla sea perfecto, sin que queden manchas de cal o restos de suciedad.

La sal lo que hace, en realidad, es ablandar el agua que está dentro de la cuba del lavavajillas, quitando el calcio y el magnesio de ésta. Esto es muy importante, ya que el calcio y magnesio presentes en el agua lo que hacen es dificultar el poder limpiador del detergente. Estas agua duras, con bastante cal y magnesio en disolución, impiden un buen lavado de la vajilla.

Este fenómeno es conocido por todo el mundo: las aguas  duras provocan que la ropa no se limpie bien, y que queden restos de cal e incluso restos de suciedad.

La cal y el magnesio impiden que los detergentes actúen eficazmente. No es que no se pueda lavar con esas aguas, pero el lavado quedará peor.

También es conocido por todos el hecho de que las aguas duras no dan casi espuma cuando utilizamos gel, champú en la ducha o simplemente nos lavamos las manos con jabón.

Pues bien, lo mismo que nos pasa en la ducha y en la ropa, pasa en el lavado de la vajilla.

Así, para permitir que el detergente sea eficaz, los lavavajillas utilizan sal, que logrará quitar la cal y el magnesio del agua. Con esto se ablanda y se consigue mejorar considerablemente el acabado de la vajilla, tanto en limpieza como en posibles restos de cal.

Pero, y si conseguimos que el agua que llegue a casa no sea dura. Veamos cómo se logra esto con los descalcificadores.

Descalcificador en la comunidad

No en todas las comunidades de propietarios, pero sí en muchas del levante español, se instalan descalcificadores para solventar estos problemas.

Los descalcificadores son aparatos que ablandan el agua, quitando el calcio y el magnesio de ésta.

Hay distintos tipos de descalcificadores, pero la inmensa mayoría es del tipo de intercambio iónico.

En estos descalcificadores se utiliza un depósito que contiene elementos (resinas) que tienen en su superficie mucho sodio (Na+).

Al hacer pasar el agua por ese depósito el agua cede los iones calcio y magnesio quedándose, en cambio, con el sodio.

El agua dejará de tener calcio y magnesio pero, a cambio, tendrá el mismo número de iones en forma de sodio.

Este agua tratada es el agua que se distribuye por las tuberías hasta llegar a las distintas viviendas del edificio.

En resumen, el descalcificador es un aparato que descalcifica toda el agua que entra a un edificio y la devuelve sin cal. Este agua es la que entra en toda la red de nuestra vivienda: tanto para agua potable como para los distintos usos, lavabos, fregaderos, inodoros, tomas de agua de los electrodomésticos, etc.

Ventajas del descalcificador

La principal ventaja del descalcificador es que el agua que entra en nuestra vivienda es blanda. Esto tiene múltiples beneficios:

Tuberías: menos problemas de obstrucciones por acumulación de cal, o incluso desaparecen totalmente.

Aparatos electrodomésticos: en general menores problemas de corrosión u obstrucciones por acumulación de cal. Mejora mucho por ejemplo los termos electricos, los calentadores,…

Ducha e higiene: mejora bastante, pues el agua consigue formar espumas persistentes que son las responsables de una buena limpieza y desinfección.
Por supuesto también tiene algunos elementos negativos, principalmente el aumento en la cantidad de sal (sodio; Na+) que tendrá el agua.

Este aumento puede ser considerable, y más cuánto más dura sea el agua inicialmente, antes de ser descalcificada. Esto puede suponer en zonas de aguas duras que el agua que sale del descalcificador puede tener bastante sal disuelta, y no muy recomendable para hipertensos, por ejemplo.

Ajuste de la sal en el lavavajillas: dosificación en función de la dureza del agua

Como hemos visto, a casa puede venir aguas blandas o duras. Y, en consecuencia, la cantidad de sal que el lavavajillas debe añadir al agua de lavado para ablandarla dependerá del tipo de agua, más o menos dura.

Esta cantidad de sal la podemos variar modificando la dosificación. Esto se hace accediendo a las funciones especiales de los lavavajillas, donde se podrá variar la dosificación. La forma más habitual es fijándolo manualmente en función de la dureza de agua que llega a casa. En todos los lavados el lavavajillas usará esta dosificación que hemos establecido.

Es decir, nosotros rellenamos normalmente la sal en el depósito que todos tienen en la cuba, y luego él aporta la cantidad correcta establecida en la dosificación que hemos fijado.

Ajuste de sal para lavavajillas Balay

El lavavajillas que tenemos en casa es de la marca Balay.

En su manual establece una correspondencia entre la dureza del agua y la dosificación. La dureza de la siguiente tabla está en grados franceses (ºF).

En el modelo que tenemos en casa el manual divide el agua en 8 rangos de dureza:

Dureza 0 a 11 ºF: clasifica el agua como agua blanda y determina un valor de ajuste de H:00. Corresponde a no utilizar nada de sal.

Dureza 12 a 14 ºF: clasifica el agua como agua blanda y determina un valor de ajuste de H:01

Dureza 15 a 18 ºF: clasifica el agua como agua media y determina un valor de ajuste de H:02

Dureza 19 a 21 ºF: clasifica el agua como agua media y determina un valor de ajuste de H:03

Dureza 22 a 29 ºF: clasifica el agua como agua media y determina un valor de ajuste de H:04

Dureza 30 a 37 ºF: clasifica el agua como agua dura y determina un valor de ajuste de H:05

Dureza 38 a 54 ºF: clasifica el agua como agua dura y determina un valor de ajuste de H:06

Dureza 55 a 89 ºF: clasifica el agua como agua dura y determina un valor de ajuste de H:07. Corresponde a una dosificación muy alta de sal, necesaria para ablandar estas aguas tan duras.

Determinación de la dureza del agua en nuestra casa

Aquí estaba el meollo de la cuestión. Es cierto que tenemos un descalcificador comunitario que quitará la cal del agua, pero, ¿exactamente cuánta quita?¿o es que la quita toda?

Además, ¿cuál es la dureza final que tiene el agua?

Es importante conocer la dureza del agua que nos llega a casa. Entre otras cosas, porque así sabremos ajustar la dosificación del lavavajillas según la tabla anterior. En general se utiliza la dureza en grados franceses, pero se puede determinar en cualquier otra unidad, pues existen tablas de equivalencia muy sencillas.

Pues bien, por internet venden multitud de kits de determinación de la dureza de las aguas.

Nosotros hemos utilizado un kit bastante básico de determinación de la dureza total.

El funcionamiento es muy simple: se van añadiendo gotitas de un reactivo a una pequeña probeta de 5 ml de agua, hasta que cambia el color del agua contenido en ella.

Al echar las primeras gotas debe ponerse el agua de color rojo. A partir de ahí, debemos contar el número de gotas que echamos hasta que el color cambia a azul.

El número de gotas echadas hasta el cambio del color corresponde exactamente con la dureza en grados franceses.

No es super exacto, pero no está nada mal. Además el cambio de color es muy perceptible, por lo que no hay lugar a dudas.

determinación de la dureza del agua de casa
En un agua con cal al añadir la primera gota al agua se pone de un color un poco rojo. Debemos seguir añadiendo hasta conseguir un color azul. En la prueba que hicimos a un agua mineral esto pasó a las 22 gotas. Luego la dureza = 22 ºF

Dureza del agua de casa

A pesar de lo fácil que parece determinar la dureza, tuvimos ciertos problemas con la determinación de la dureza del agua.

Y es que al echar las primeras gotas el agua nunca se ponía roja.

Con la primera gota cambió ligeramente a un color transparente con un ligero toque azulado. Luego, al ir echando más gotas se iba poniendo más azul. Es decir, nunca se puso de color rojo.

Como el número de gotas hasta el cambio de color de rojo a azul es igual a la dureza en grados franceses, esto quería decir que nuestra agua no tenía ni siquiera 1 ºF. O sea, poquísima dureza.

Esto nos extrañó, por lo que hicimos una comprobación con un agua mineral de mineralización media. El kit nos señaló que tenía una dureza de 22 ºF, totalmente coincidente con el análisis del agua que ponía en la etiqueta. ¡El kit funcionaba perfectamente!

Es decir, el agua que nos llega a casa procedente del descalcificador está totalmente descalcificada.

Leyendo un poquito más en internet nos dimos cuenta que esto es posible, y que los descalcificadores domésticos o comunitarios pueden llegar a dar valores de dureza tan bajos como 3 o 4 ºF o incluso menores, como a nosotros.

Teníamos un agua totalmente descalcificada.

dureza del agua de casa agua totalmente descalcificada
En el agua del grifo no conseguimos el color rojo inicial. Directamente pasaba a azul. Tenemos un agua totalmente descalcificada.

Ajuste de la dosificación de sal en el lavavajillas

Según la tabla del fabricante que acabamos de ver, para aguas muy blandas, con valores de 0 a 11 ºF, había que poner la dosificación en H:00. En realidad esto significa que el lavavajillas no aporta nada de sal durante el lavado.

Es decir, no es necesaria la sal en el lavavajillas. ¡No hay que echar sal en el lavavajillas!!

El lavavajillas está preparado para esto. De hecho, al ajustarlo a este valor de dosificación, el indicador luminoso de reposición de sal deja incluso de avisar.

Uso de detergente en pastillas (con agentes limpiadores + sal descalcificadora)

Como hemos visto, no hay que echar sal en el lavavajillas, pues tenemos un agua totalmente blanda.

Vamos a seguir usando, sin embargo, el detergente que veníamos usando, que era uno en pastillas.

Este detergente en pastillas incluye en su composición sal descalcificadora, por lo que nos reforzamos todavía más en la no necesidad de uso de sal de forma completementaria: con la de las pastillas será más que suficiente.

De hecho, en el propia manual del lavavajillas se indica que no será necesaria la carga de sal si utilizamos detergentes que añaden sal descalcificadora. Eso sí, pone un límite en la dureza del agua, señalando que si la dureza es superior a 37ºF será necesario añadir sal (recuerda que nosotros sólo tenemos 1ºF más o menos).

Conclusiones

Durante esta semana vamos a probar el nuevo ajuste del lavavajillas, sin usar sal descalcificadora. Te contaremos en un próximo artículo si ha sido una buena idea, o si, por el contrario, debemos mejor echar sal en el lavavajillas para mejorar el lavado a pesar de llegar agua blanda a casa.

Además, indagando más sobre esto descubrimos que, como el agua que llega a casa no tiene cal, ¡tampoco es necesario el uso de abrillantador!

¡Pero esto ya te lo contamos en otro artículo!

El artículo ¿Hay que echar sal en el lavavajillas si tienes descalcificador? ha aparecido en primer lugar en zonahogar.

Fuente: este post proviene de zonahogar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Fontanería Reparación de electrodomésticos

AGUA ESTANCADA en el LAVAVAJILLAS

El otro día descubrí con horror que ¡había agua estancada en el lavavajillas! En este artículo, un poco diferente, os enseñaré cómo mi gran susto acabó finalmente en prácticamente nada: simplemente se trataba de limpiar unos filtros. Pero vayamos al suceso. Y es que cuando terminó el programa de lavado y estaba ya sacando los platos me dí cuenta que el fondo del lavavajillas estaba completamente l ...

ahorrar dinero experimentos reparaciones

Como reparar tu lavavajillas – avería electrónica – error en el lavavajillas

– 3 pasos para reparar el lavavajillas bloqueado; averia en el lavavajillas Lo que aquí te voy a mostrar es una manera muy sencilla de resetear, reiniciar o volver a la vida a nuestro lavaplatos, cuando se queda bloqueado o atascado en medio de un programa de lavado, es decir cuando nos sale una averia en el lavavajillas. Este método que te voy a enseñar es valido para todas las marcas, ya ...

electricidad ahorrar dinero experimentos ...

Cómo reparar tu lavavajillas – avería electrónica – error en el lavavajillas

– 3 pasos para reparar el lavavajillas bloqueado; error en el lavavajillas Lo que aquí te voy a mostrar es una manera muy sencilla de resetear, reiniciar o volver a la vida a nuestro lavaplatos, cuando se queda bloqueado o atascado en medio de un programa de lavado, es decir cuando nos sale un error en el lavavajillas. Este método que te voy a enseñar es valido para todas las marcas, ya que ...

Sin categoría

Los fallos más comunes de un lavavajillas y cómo solucionarlos

El lavavajillas es uno de los elementos más importantes dentro de la casa, sobre todo si tenemos una familia numerosa y debemos limpiar y fregar mucha vajilla cada día. Es por eso que cuando se avería o tenemos algún problema con él se produce uno de los inconvenientes más molestos e incómodos. Los lavavajillas pueden sufrir diversos problemas a lo largo de su vida. Hay algunos que resultan muy c ...

restauración y tuneos cesto lavavajillas romper ...

Truco para arreglar el cesto del lavavajillas

Se nos ha roto el cesto del lavavajillas, tenemos que comprar otro, pero, ¿dónde lo compramos?" Esta frase se pronuncia muy a menudo en los hogares que cuentan con lavavajillas en la cocina. La parte más delicada de un lavavajillas es el cesto donde ponemos los cubiertos para lavar. Su material, una especie de malla rígida se suelen romper con el uso y el paso del tiempo. La verdad es que, au ...

ahorrar dinero experimentos reparaciones

Cómo reparar tu lavavajillas – avería en la placa –

– 3 pasos para reparar el lavavajillas bloqueado. Lo que aquí te voy a mostrar es una manera muy sencilla de resetear, reiniciar o volver a la vida a nuestro lavaplatos, cuando se queda bloqueado o atascado en medio de un programa de lavado. Lo siento por los técnicos de lavavajillas,pero me da la sensación – y esto es algo de lo que cada vez estoy más convencido – que ellos sabe ...

Electricidad Fontanería

El problema de los termos eléctricos en zonas con aguas duras

El problema de los termos eléctricos en zonas con aguas duras es el depósito de la cal en el interior del termo. En estas zonas, la cal que lleva el agua se acumula en zonas como la resistencia, el termostato o el ánodo de sacrificio causando 2 principales problemas: Pérdida de eficiencia energética, con lo que la factura de la luz será mayor. Daños más o menos importantes. En referencia a estos d ...

Hogar Lavavajillas

Las 20 Mejores Lavavajillas

La cocina es uno de esos lugares en los millones de hogares del planeta en donde las personas suelen pasar los mejores momentos del día muy probablemente. Muchos son los que suelen pasar períodos agradables sentados junto a sus familias o amigos compartiendo una ardiente parilla, una suculenta pizza o simplemente de un café mientras se conversa acerca de cualquier tema en particular, sin lugar a d ...

consejos e ideas ideas diy trucos con sal ...

Usos del azúcar y la sal que no conoces

Existen multitud de productos para realizar las tareas más sencillas de nuestro hogar. Pero con productos naturales podemos hacer las mismas tareas y además son más económicos. Materiales, o mejor dicho ingredientes, como el azúcar y la sal pueden salvarnos de más de un apuro. ¡Mira! Con la sal podemos hacer: 1. Un limpiamanteles casero a base de limón y sal. Solo tienes que frotar el preparado co ...

opinión y consejos productos cómo limpiar los grifos ...

Consejos para la limpieza de tus grifos

Para una correcta limpieza de tus grifos, en primer lugar nos fijaremos de qué material están hechos, dependiendo del material, usaremos unos productos u otros. Se aconseja no utilizar productos abrasivos ya que pueden dañar el cromado. Lo aconsejable es utilizar jabón neutro, pero a veces no basta con esto, entonces podremos recurrir a otros productos, como jabón de lavavajillas. Aplicamos un par ...