Bricolaje

Blog de felipe Idea guardada 8 veces
La valoración media de 63 personas es: Muy buena

Hagamos una tabla de lavar

Un accesorio tradicional muy decorativo

La moda de las casas rústicas refleja una actitud positiva hacia las formas de vida tradicionales y los valores sencillos. El mundo campesino ofrece un aire de autenticidad y sosiego, y para muchos de nosotros está lleno además de recuerdos entrañables. De ahí que miremos con simpatía todo lo que provenga de ese ambiente ideal.

 

Por ello, hoy en decoración se recuperan muebles 'de toda la vida', en cocina triunfan las recetas hogareñas, y el bricolaje actual pone el máximo cariño en la restauración de enseres populares. Y, cuando no encontramos piezas originales, las copiamos siguiendo fielmente la pauta más ortodoxa. Es lo que ha hecho nuestro lector Cesmar con la genuina tabla de lavar.

Cesmar va a fabricar una tabla de tamaño medio, ya que tendrá uso decorativo. Recomienda escoger madera de pino, sea gallego, de Suecia, o cualquier otra variedad; para este ejemplo utilizará pino melis de 3 cm de grosor. Aquí vemos la pieza ya cortada, que tiene 50 cm de largo por 30 de ancho.

A continuación se montan las costillas en la tabla. "Antes se hacía con clavos vistos por delante y doblados en la parte de atrás, hoy es mejor poner tornillos que sólo se vean por la parte de atrás", explica Cesmar. Estas costillas evitan alabeos en la pieza, y además servían para afianzar la tabla en la pila y trabajar cómodamente.

"A partir de ahora las herramientas que vamos a utilizar son muy poquitas. Metro y lápiz, una escuadra metálica, serrucho de costilla y guillame".

Medimos 7,5 cm desde el extremo y marcamos cada 2,5 cm, dejando por el extremo opuesto otros 7,5 cm libres. La profundidad de cada surco será de 1 centímetro.

Medimos 7,5 cm desde el extremo y marcamos cada 2,5 cm, dejando por el extremo opuesto otros 7,5 cm libres. La profundidad de cada surco será de 1 centímetro.

Cesmar aconseja sujetar bien la tabla, ya que al hacer los surcos ejerceremos intensa fricción. "Antaño clavábamos tabla y costilla al banco, pero hoy me parece mal agujerear la mesa, y me las he ingeniado para sujetar la tabla con listones y sargentos. Iremos dando cortes con el serrucho de costilla sobre las líneas trazadas, respetando líneas y profundidad".

Al iniciar cada surco, inclinaremos el serrucho ligeramente hacia arriba para abrir el corte con los primeros dientes.

Procedemos ya a biselar, introduciendo el gavilán del guillame en los cortes, así avanzaremos por ambas caras. Hacemos primero una mitad, después giramos la tabla y realizamos la otra parte.

"Ya biselados los surcos, comienza el suavizado, aquí mataremos con el cepillo las pequeñas aristas, dejándolas redondeadas y suaves". Después lijamos cuidadosamente.

El trabajo casi ha terminado. Cesmar declara que "el pino amarillo del sur, o pino melis, no vale para esta función, pero al final ha salido: con manos diestras la madera se doma. Es preferible utilizar pino o tabla gallega, más barata y de mejor calidad".

Seguidamente añadimos el soporte que sirve para atrancar la tabla durante el lavado.

Seguidamente añadimos el soporte que sirve para atrancar la tabla durante el lavado.

Claro está, una pieza decorativa no ha de quedar sin color, afirma Cesmar. Ese bonito acabado se ha conseguido tiñendo con betún de Judea.

Y finalmente aquí tenemos la magnífica copia realizada por nuestro lector, adornando el mejor rincón de la casa. ¡Enhorabuena, artista!

Más información: www.mueblescesmar.com



¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

restaurar madera cómo restaurar madera cómo restaurar una tabla de lavar ...

Cómo restaurar una tabla de lavar

Los objetos antiguos tienen un encanto especial. Mucha gente acude a ellos para decorar la casa, sobre todo si la decoración de ésta es rústica, aunque se pueden combinar con detalles modernos. Hoy os vamos a explicar cómo restaurar una antigua tabla de lavar. Estas tablas de madera las usaban antiguamente las mujeres para ir a lavar la ropa al río. La mayoría de ellas tienen detrás una historia q ...

otras tareas insectos mosquitera ...

Una mosquitera rápida y sencilla

Protección en el cuarto del bebé

El verano es para la familia la época más feliz y relajada del año. Debemos recordar que todo el mundo participa también de unas merecidas vacaciones, por ello a veces en agosto nos surge alguna necesidad y no hay tiendas que puedan abastecernos, o bien las que están abiertas han agotado las existencias del producto que buscamos. Imaginemos que llegamos con nuestro bebé a una casa sin mosqui ...