comunidades

GOTELÉ A MANO con ESCOBILLA – Cómo hacerlo Sin Ser Pintor

Acabamos de hacer un gotelé a mano con escobilla.

Bueno, vamos a ser más precisos: hemos hecho un parche en una zona de gotelé que estaba saltada y abombada por una humedad antigua. Y lo hemos hecho a mano, con una sencilla herramienta que utilizan los pintores profesionales cuando son pequeños retoques: la escobilla para gotelé.

Este artículo enlaza con uno que publicamos recientemente relativo a cómo hacer pequeñas reparaciones de gotelé con spray: spray efecto gotelé.

En el artículo de hoy trataremos de hacer una cosa semejante a aquel artículo, sólo que en este caso usaremos la escobilla en lugar del spray y la otra diferencia es el tamaño del parche, que es mayor en este caso que en aquel.

Nosotros no somos pintores, ni mucho menos, y nos ha salido razonablemente bien. Así qué, ¿por qué no vas a poder hacerlo tú?

¡Sigue leyendo y te enseñamos cómo lo hicimos!

¿QUÉ ES EL GOTELÉ A MANO CON ESCOBILLA?

Pero antes de nada, un poco de teoría -prometemos que muy poco- para ubicarnos.

La primera pregunta a responder es cuándo debemos pensar en hacer un gotelé a mano con escobilla. En este caso la respuesta es bien sencilla: debemos hacerlo cuando estemos pensando en reparar pequeños trozos de pintura gotelé saltada. Esta pintura puede haber saltado por múltiples causas, pero no estamos aquí por estos motivos.

Evidentemente deberemos arreglar en primer lugar las causas por las que se originó el daño en la pintura. Una vez solucionada la causa, podemos empezar con nuestra reparación de gotelé.

La segunda pregunta que debemos responder es la relativa a qué es exactamente hacer un gotelé con escobilla. Pues bien, la respuesta es que el gotelé con escobilla es la técnica de reparación de pinturas de gotelé en la que se usa una escobilla especial para gotelé. Esta escobilla se puede comprar en cualquier tienda de pintura, y sirve para que, después de mojar un poco y tras unos golpecitos o tirones con la mano, salgan pequeñas gotas disparadas hacia la pared a pintar.

Aunque es recomendado usar esta escobilla especial, en caso de no encontrarla en las tiendas de pintura podemos usar también una escobilla de WC convencional, que dará un resultado similar.

La herramienta que usaremos es sencilla, como estamos viendo, siendo lo que tiene un poco más de complicación la técnica de golpeo de la escobilla para que salgan las gotas con el grosor y forma (más o menos picuda o aplastada) que queramos.

HERRAMIENTAS Y MATERIALES NECESARIOS

Las herramientas y materiales para hacer un gotelé a mano con escobilla son:

Cubeta de pintura. Vale casi cualquiera, de cualquier tamaño. Simplemente es para echar el producto procedente de la bolsa de temple y poder ir cogiendo lo que necesitamos con la escobilla.

Pasta temple para gotelé. Se trata del elemento fundamental para hacer la gota. El gotelé no es más que una forma de pintar una pared, en la que ésta se encuentra toda llena de gotitas por todos lados. Estas gotas pueden ser más o menos grandes o puntiagudas, según la estética que elijamos. Es decir, dentro del gotelé existen ligeras variaciones. Pues bien, para hacer las gotas se suele usar pintura al temple. La pintura al temple es bien conocida en todo el mundo, pues tiene muchas ventajas: es económica, fácil de aplicar, se diluye simplemente con agua. Pero también algunos inconvenientes: no es lavable y se pierde con el paso del tiempo y los roces, es decir, no es tan durable como la pinturas plásticas modernas. En cuanto a la ejecución del gotelé se suele usar el temple para la gota y encima de él se aplica la pintura plástica que queramos. De esta forma obtenemos la forma de la gota con la dureza de una pintura plástica.

Escobilla para gotelé. Se trata de escobillas de material plástico con cerdas de un material también plástico y que hacen pequeñas ondulaciones. No es muy grande, alrededor de 35 cm en total, y de precio son baratísimas, alrededor de 1 o 2 euros.
gotelé a mano con escobilla
La escobilla y la pasta al temple es lo fundamental.

EJECUCIÓN DEL GOTELÉ A MANO CON ESCOBILLA

Aunque las herramientas son sencillísimas, la técnica es un poco más difícil. En realidad no es que sea difícil en sí, pero sí que necesita de cierto toque, que da seguramente la experiencia y el ir haciendo. Y es que es todo en el gotelé a mano con escobilla es puramente manual. Tendrá gran importancia, por tanto, la experiencia del artista en el acabado final.

A pesar de lo anterior, podemos hacerlo nosotros mismos perfectamente, sin necesidad de ser pintores profesionales.

De hecho nosotros lo acabamos de hacer en una reparación de un parche en casa, ¡y no somos pintores!

Eso sí, no deberemos ser muy escrupulosos con el resultado. Sobre todo si el parche es grande.

Pero, ¿y por qué decimos esto?

Pues porque aunque quedará más o menos disimulado el parche, al final no dejará de ser eso mismo: un parche.

Y es que es sumamente difícil conseguir que la gota que ejecutemos sea exactamente igual a la existente en el resto de la pared.

Lo que sí que podemos asegurar es que con la técnica que describiremos en su conjunto (aplicación de gota, picado de gotas gordas y lijado final de algunas zonas) el acabado es más que razonable.

Pero vayamos ya al meollo de la cuestión: cómo hacer la gota con escobilla.

Lo primero será echar un poco de pasta temple para gotelé en la cubeta, para poder ir cogiendo lo necesario con la escobilla. Podemos echar un pelín de agua para dejar la pasta temple en la consistencia deseada, que viene a ser como la de una mahonesa dura, más o menos.

Con la escobilla mojamos un poco, sólo un poco, la punta de las cerdas, sin cargar mucho producto. Es mejor ir recargando más a menudo que cargar demasiado.

Y ahora viene la parte más artística: con una mano cogemos la escobilla y con la palma de la otra mano tiramos de la punta de las cerdas hacia atrás, hasta que decidamos soltar. En ese momento salen una cuantas gotas expulsadas hacia la pared. Debemos encontrarnos relativamente cerca de la pared, para que las gotas lleguen a ella.

Según apliquemos más o menos fuerza y rapidez al movimiento saldrán gotas más aplastadas o menos, así como más gordas o menos. Hay que ir probando la técnica, pero como regla general decir que cuanto más hacia atrás llevemos las cerdas las gotas saldrán más aplastadas y viceversa.

Y así repetidamente hasta que terminemos todo el parche a realizar.

LIMPIEZA DE LAS ZONAS FUERA DEL PARCHE

Al utilizar esta técnica veremos que se nos ha llenado de gotas no sólo el parche que queremos realizar, sino todos los alrededores. Podemos entonces, justo después de echar la gota, limpiar las zonas de alrededor que no necesitan gota con un paño. La pintura al temple se puede quitar y no deja manchas ni nada. Además, recuerda que después de hacer el parche lo que deberemos hacer es pintar encima del parche y de todo el paño con la pintura definitiva, habitualmente pintura plástica del color que queramos, con lo que tampoco es tan importante que el acabado de la limpieza sea extremo, sino que simplemente debemos quitar las gotas que estén fuera de la zona que queramos, sin importarnos tanto que al quitarlas quede un poco de pintura temple manchada en la pared.

Al pintar luego encima de todo el paño no quedará rastro alguno de ningún tipo de manchas de temple.

ELIMINACIÓN DE LAS GOTAS NO DESEADAS MEDIANTE PICADO

Al día siguiente de aplicar las gotas éstas estarán totalmente secas. Podemos entonces eliminar todas aquellas gotas que no nos gustan. En nuestro caso eliminamos las gotas que parecían más gordas y las que quedaron con forma muy alargada. Para ello simplemente golpeamos con el pico de una espátula de acero directamente y una a una las gotas que no queramos. Al golpearlas de forma paralela a la pared al final saltan.

Es un trabajo relativamente rápido y nada complicado.

LIJADO FINAL DE LA PARED

En el parche de pintura que realizamos en casa al final observamos que la gota de la pared había quedado un tanto puntiaguda, muy saliente. No se parecía al resto de la gota de las paredes, que era más aplastada.

Enseguida se nos ocurrió una solución que resultó ser genial: lijar toda la zona del parche con un papel de lija o taco de lija de pintor. Simplemente íbamos lijando hasta dejar el tamaño de las gotas que deseábamos. Así quedaba mucho más parecida al resto de las paredes.

El temple es perfectamente lijable.

RESULTADO FINAL DE HACER GOTELE A MANO CON ESCOBILLA. COMPARACIÓN CON MÉTODO DE GOTELÉ CON SPRAY.

El resultado del parche realizado con gotelé a mano con escobilla ha sido bastante satisfactorio. La pared ha quedado bien y eso que el parche era de considerables dimensiones: 2 m de ancho x 1,5 m de alto.

Únicamente se observa algo distinto al resto de la pared si lo observas detenidamente. Y además creo que se ve más por el hecho de que no se enmasilló, por lo que queda un pequeño resalto entre la capa de pintura antigua de los laterales y la capa de pintura que se saneó para hacer el parche.

En cuanto a una comparativa con el método de gotelé con spray, que también probamos en otro parche anterior, podemos decir que el resultado es satisfactorio en ambos, si bien el método del spray nos pareció más recomendable para parches muy pequeños y pequeñas reparaciones y este otro método más adecuado para parches mayores.

Un ejemplo de buen uso del spray para hacer gotelé es, por ejemplo, si quieres eliminar los agujeros de taladros en la pared y para ello los enmasillas. Si quieres entonces que no se note absolutamente nada, debes pensar en utilizar un pequeño chiflazo de spray. y finalmente pintar para que se queden imperceptibles.

En caso de grandes parches, por el contrario, parece más conveniente el método de la escobilla con pintura al temple para gotelé.

Otra diferencia importante es la relativa al precio: es bastante más barato hacer gotelé a mano con escobilla que usar los sprays para gotelé( unos 12 euros por cada bote), a diferencia del temple gotelé , a unos 2 euros los 5 kilos.

parche de pintura gotelé hecho a mano con escobilla y temple
El parche queda imperceptible a cierta distancia.
El artículo GOTELÉ A MANO con ESCOBILLA – Cómo hacerlo Sin Ser Pintor ha aparecido en primer lugar en zonahogar.

Fuente: este post proviene de zonahogar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Acabamos de hacer un gotelé con spray en un pequeño parche de pintura saltada. Y el resultado ha sido mucho mejor de lo esperado. La solución convencional para reparar el gotelé perdido ha sido siempr ...

En este artículo descubrirás cómo hemos hecho la restauración de un sillón Ikea Poang, el típico sillón de Ikea. Porque no todo es tirar y comprar, en este artículo puedes ver cómo hemos renovado la m ...

Etiquetas: PinturaReformas

Recomendamos