comunidades

Fregadero sintético cuarzo resina blanco – Elegante y resistente

Acabamos de cambiar el fregadero y hemos instalado un fregadero sintético de resina y cuarzo de color blanco. Ha quedado fantástico.

Acabábamos de pintar toda la cocina de blanco y no pegaba para nada el fregadero de acero que teníamos.

Era el típico fregadero de cocina de acero de toda la vida. Además estaba bastante viejo y ya no encajaba bien en la propia encimera. ¡La suciedad se quedaba en el borde a todas horas!

En este artículo podrás descubrir todo lo que hemos ganado con tan poco.

Sustituir un fregadero por uno nuevo es una operación sencilla y altamente recomendable.

Sigue leyendo y descúbrelo. ¡Vamos allá!

fregadero sintético de resinas con cuarzo
Cocina con muebles blancos y fregadero de resina blanco.

Antiguo fregadero de acero inoxidable

El fregadero que teníamos era el de toda la vida: el de acero inoxidable.

Los fregaderos de acero inoxidable tienen muchas ventajas, entre ellas las de durabilidad e higiene. En un artículo previo ya vimos todas las ventajas de los fregaderos de acero inoxidable.

La única gran pega de estos fregaderos es la estética. Y es que es muy difícil que el color acero de estos fregaderos pegue con algún color de la cocina. Ya sea con la madera vista (como con el color de los muebles de nuestra cocina antes de pintar, que tenía color roble claro), como con cualquier otro color (como el blanco sucio de la pintura chalk paint que le acabamos de dar a los muebles), la verdad es que el color del acero queda como un postizo.

Otra pega que tenía es que estos fregaderos de acero tienen los bordes realmente finos, con lo que es relativamente sencillo que se doblen y deterioren estos. Es lo que le ha pasado a nuestro viejo fregadero. El borde estaba hecho polvo, con abolladuras y los bordes deformados. Al final la suciedad se metía por los bordes y el aspecto era deplorable.

Las pegas que acabo de comentar son las de cualquier fregadero de acero inoxidable.

Pero nuestro fregadero tenía una pega más: era de dimensiones un poco reducidas, 80 cm x 45 cm, con profundidad de la cubeta o seno de sólo 14 cm. Al final todo un poco pequeñito, con las incomodidades que esto acarrea en cuanto a lavado y secado de vajilla, así como salpicaduras.

Es por todas estas razones por la que decidimos cambiarlo por uno nuevo, que solucionara todos estos problemas: que fuera bonito, que fuera robusto y que fuera un poco más amplio. La solución: un fregadero sintético de color blanco.

Antiguo fregadero de acero inoxidable.

Clasificación básica de los fregaderos

Pero antes de entrar en materia, una pequeña nota sobre la clasificación de los fregaderos, para ver cuál exactamente necesitamos.

Así, tenemos que aunque existen muchos criterios para clasificar los fregaderos, como la forma de colocación o el material del que están fabricados, la clasificación más práctica a nuestros efectos es la referida al número de senos y sus dimensiones. Así tenemos que existen:

1 solo seno. Para cocinas mini. Generalmente se instalan si no se usa mucho la cocina y hay poco espacio. Es obligatorio entonces disponer de una máquina lavavajillas.

1 seno + escurridor. Es el más habitual. De diferentes dimensiones, desde las versiones más pequeñas, como el fregadero que teníamos antes, hasta versiones mucho más amplias, que al final resultan muy cómodas.

2 senos. Necesita de mucho espacio libre en los armarios debajo del fregadero, para que los senos no encuentren obstáculos en su instalación. Se pueden poner escurridores desmontables sobre alguno de los senos a nuestra conveniencia.
Y en cuanto a dimensiones, es muy importante el tema de las dimensiones de la cubeta o seno. Estas cubetas pueden ser pequeñas, medianas y grandes.

Las pequeñas cubetas permiten su instalación en armarios de cocina pequeños, habitualmente de unos 45 cm.

Estas dimensiones de 45 cm se refiere al espacio del armario al abrir la puerta, en el sentido longitudinal de la encimera. Es decir, que al abrir la puerta tengamos al menos 45 cm de hueco libre debajo de la encimera para que quepa sin problemas el seno, que sobresale bastante por debajo de la encimera.

Este armario de 45 es el más pequeño de todos. En el armario donde vayamos a colocar el fregadero debemos tener en cuenta que por debajo de la encimera no podremos colocar cajones ni nada. Es el típico armario bajo fregadero donde se colocan bayetas, el mistol, etc.

En nuestro caso en concreto nosotros necesitamos un fregadero que sea más o menos amplio, de 1 seno + escurridor. En cuanto a tamaño de la cubeta nos cabría una grande, para armarios de 60, pero tampoco es un requisito esencial que sea tan grande.

Si quieres saber más sobre tipos de fregaderos puedes ver nuestro artículo sobre clasificación de fregaderos, donde verás todo con más detalle.

Fregadero de 1 seno más escurridor blanco

Y ahí estábamos buscando nuestro fregadero de 1 seno + escurridor cuando, de entre toda la montonera de fregaderos, resaltó uno muy por encima del resto. La verdad es que fue un flechazo a primera vista.

Se trataba de un fregadero de 1 escurridor más seno, de color blanco, imponente. Resaltaba en gran medida por el color blanco sobre el resto de fregaderos.

Material de este fregadero: fregadero sintético de resina con cuarzo

Este es uno de los materiales más modernos en la fabricación de fregaderos.

Antes ya existían los fregaderos de acero, e incluso antes de estos los fregaderos de piedra o cemento donde se integraban el propio fregadero con la encimera.

Se puede decir que son los fregaderos más modernos en este sentido.

El material en sí es un conglomerado de resinas de alta calidad y extremadamente duras y resistentes, a las que se añaden ciertas partículas minerales, principalmente piedras naturales.

En nuestro caso el fregadero llevaba incorporado cuarzo, que es un material natural sumamente resistente.

La calidad del conjunto está asegurada con materiales del estilo.

Dimensiones del fregadero: 86 cm x 50 cm

Las dimensiones finales del fregadero son de 86 cm de largo por 50 cm de profundidad. Son dimensiones mayores que las del fregadero anterior, pero tampoco desmesuradas. La verdad es que la impresión con estas dimensiones es la de que te encuentras ante un fregadero hermoso, pero no exagerado.

El seno es casi cuadrado, de dimensiones 41 cm de profundo x 35 cm de largo. Es mayor también que  el seno anterior.

Y una cosa que está bastante bien y te aconsejo bastante es que sea un profundo: así te aseguras que caben las cacerolas más grandes y que no se salpica agua.

Instalación del fregadero sintético de resina con cuarzo blanco

Como el anterior fregadero era más pequeño, tuvimos que agrandar el hueco para encastrarlo correctamente.

En cuanto a las dimensiones exactas del corte necesario en la encimera, muchas veces vienen plantillas con las dimensiones exactas del hueco necesario. Este fue nuestro caso.

El hueco en sí es el necesario para recoger toda la encimera, incluyendo tanto el seno como el escurridor. La encimera tiene en su borde una pequeña superficie de apenas 1 cm que es la superficie de apoyo encimera-fregadero. A partir de esta pequeño borde plano la encimera se hunde un poco hacia abajo, configurando las distintas formas del fregadero. En la parte del seno es donde más se rehunde hacia el suelo, con toda la zona de la cubeta rehundida. Pero también la zona del escurridor sobresale un pelín hacia abajo.

Nuestra encimera es de madera laminada, con lo que la realización de la ampliación del agujero para el encastre no revistió extrema dificultad. En otros materiales puede ser bastante distinto, pues hay que hacerlo con gran cuidado de no romper o agrietar la encimera ya colocada.

Aunque los tamaños de las encimeras y fregaderos están más o menos estandarizados, de tal forma que es difícil encontrarse con fregaderos demasiado grandes para alguna encimera, debemos cerciorarnos de que no debilitamos en exceso la encimera que queda, porque los bordes queden excesivamente delgados. Comúnmente se suele exigir que, al menos, quede un tamaño de encimera de unos 5,5 cm por delante y por detrás del fregadero, para no debilitarla demasiado.

En nuestro caso hemos dejado un espacio de encimera de 5,5 cm por delante del fregadero.

Colocación del fregadero en el hueco de la encimera

El fregadero que hemos elegido es de encastrar.

Los fregaderos de encastrar realmente lo que están es apoyados en la superficie de la encimera, a lo largo de una pequeña superficie de apenas 1 centímetro más o menos a todo lo largo del perímetro de éste.

Antes de colocarlo debemos aplicarle un hilo de silicona en todo el borde plano, para que pegue y selle de posibles vertidos de agua, etc. También es correcta la instalación de bandas de sellado autoadhesivas.

Una vez colocado en el hueco, podemos aplicarle silicona en todo el borde visto de la encimera, cuidando esta vez que quede bien aplicada y estéticamente limpia y perfecta. No es estrictamente necesario, porque ya le hemos aplicado la silicona en la superficie de apoyo, pero nosotros lo hemos hecho para asegurarnos de que no se queden las juntas negras por la suciedad (restos de comida o líquidos)

Finalmente debemos asegurar que no se mueva de ninguna forma el fregadero. Para ello los fregaderos suelen venir con pequeñas garras que anclan y fijan definitivamente el fregadero a la encimera.

El mecanismo de fijación de las garras es simplemente atornillado. Al apretar los tornillos de fijación las garras muerden la parte inferior de la encimera, fijándola definitivamente.

Nuestra encimera constaba de 8 garras repartidas a lo largo del borde. Estas garras son unos elementos que se fijan al fregadero sintético de resina con cuarzo por la parte inferior, y se agarran a la encimera a unos salientes que tiene esta. La parte metálica de las garras, con pequeñas uñas de agarre, muerde la parte inferior de la encimera.

Instalación de fontanería: válvula de desagüe, tubos de desagüe y sifón para evitar malos olores

El antiguo fregadero ya tenía su sistema de desagüe. Pero en el nuevo fregadero no coincide exactamente la posición de la salida con la salida anterior. El resultado es que el sistema de desagüe anterior hay que modificarlo.

Efectivamente la válvula de salida está en una nueva posición. En nuestra cocina ha resultado estar más hacia el centro del fregadero y más baja que la anterior. Lo de la posición más baja es lógico, pues la cubeta o seno es más profunda.

La válvula es el elemento metálico redondo que se pone en el fondo del seno del fregadero y es por donde se cuela el agua y pasa a los tubos de desagüe.

La válvula suele venir en casi todos los casos con los fregaderos. En nuestro caso venía la válvula y además los tubos de desagüe, incluyendo además el sifón de codo.

Al final hemos desechado todos los tubos de PVC blancos que tenía nuestra antiguo fregadero, instalando todos nuevos.

Sin embargo, al final siempre es necesario algún pequeño ajuste, y en nuestro caso también ha sido necesario: la salida del sifón no quedaba a la altura correcta de la salida del tubo de PVC de la pared.

Lo vemos más en detalle.

fregadero de cuarzo resina
Minimalista y con estética envidiable. Fregadero sintético de resinas con cuarzo.

La salida de agua de la pared queda baja: necesitamos un alargador

Es también muy habitual que no sean suficientes los tubos que nos den para realizar la conexión completa de la válvula con las tuberías de PVC de salida de aguas. Este tubo de PVC es el que se encuentra empotrado en la pared.

Para poder realizar la conexión hemos tenido que comprar un tubo alargadera, que hemos instalado justo a la salida de la válvula de desagüe, y nos permite bajar el sifón hasta que emboque perfectamente a la altura adecuada de la salida de PVC empotrada de la pared.

Instalación del grifo

Esto es de lo más sencillo.

Por ahora vamos a instalar el grifo que tenemos. Para más adelante seguramente lo cambiamos por uno totalmente blanco, para que quede todo más acorde.

Para ello desmontamos el grifo del antiguo fregadero. Es muy sencillo:

Se cortan las llaves de escuadra que sirven el agua caliente y la fría a los grifos. Una vez hecho esto podemos desaflojar la tuerca de apriete que fija el grifo por a la antigua encimera. Esta tuerca se enrosca en un espárrago que sale del grifo por la parte de abajo, y que lo fija perfectamente.

Se saca el grifo con los latiguillos y el espárrago por el hueco de la antigua encimera. Estos huecos suelen ser redondos, y de unos 3,4 cm más o menos.

Para instalarlo en la nueva encimera debemos hacer previamente el agujero en la encimera, pues la encimera viene sin perforar. En nuestro fregadero sintético de resina con cuarzo los lugares donde instalar el grifo vienen con precorte, con lo que realizar este agujero es relativamente sencillo, simplemente con un destornillador y un golpe seco en esa zona, ayudados de un pequeño martillo, es suficiente para que salte enseguida y tener el hueco en un momento.

Pasamos los latiguillos y el espárrago por el hueco y, de nuevo, volvemos a pretar el grifo contra la parte inferior de la encimera con la tuerca.

Pruebas de estanqueidad del fregadero

Es muy importante hacer alguna prueba de estanqueidad. De esta forma nos aseguramos que no habrá fugas ni goteos en los tubos.

Estos goteos se pueden producir tanto en los nuevos tubos que hemos colocado para formar el nuevo sifón, como sobre todo en la zona de conexión de los tubos con el fregadero nuevo.

De hecho en nuestro caso tuvimos algún pequeño problema con esta conexión válvula-tubos. Y es que aunque inicialmente no se observó ninguna salida de agua, una vez llenamos completamente la cubeta observamos cómo por la zona de salida del fregadero empezó a gotear agua. Era poquito sí, pero no tiene porqué gotear.

Al final era un problema en la junta de goma de la válvula del fregadero, que la colocamos al revés. Una vez colocada bien y todo apretado ya no hubo ningún problema más.

Sustitución del fregadero antiguo por un fregadero sintético de resina con cuarzo de color blanco

Una vez instalado tenemos que decir que ha quedado realmente bien.

El nuevo fregadero es más amplio y estéticamente queda genial.

Con la instalación de este fregadero sintético blanco la cocina ha quedado espectacular.

Se puede decir que entre esto y el cambio de color de los armarios de cocina parece que hubiéramos llevado a cabo una gran reforma en la cocina.

Y no es así. Simplemente unos pequeños toques que consiguen que todo quede reluciente y totalmente renovado.

¡Parece que estrenáramos cocina nueva!

El artículo Fregadero sintético cuarzo resina blanco – Elegante y resistente ha aparecido en primer lugar en zonahogar.

Fuente: este post proviene de zonahogar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Acabamos de hacer un gotelé con spray en un pequeño parche de pintura saltada. Y el resultado ha sido mucho mejor de lo esperado. La solución convencional para reparar el gotelé perdido ha sido siempr ...

En este artículo descubrirás cómo hemos hecho la restauración de un sillón Ikea Poang, el típico sillón de Ikea. Porque no todo es tirar y comprar, en este artículo puedes ver cómo hemos renovado la m ...

Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

Fontanería Muebles

Un fregadero de acero inoxidable es una opción ganadora sin ninguna duda. Y es que, aunque pudiera parecer sencillo, actualmente la selección de un fregadero de cocina no es tan sencilla. Existen multitud de modelos y materiales disponibles, por lo que la elección se complica. En este artículo repasamos el que creemos que puede tener la mejor relación calidad/precio: el fregadero de acero inoxidab ...

Fontanería Muebles

El fregadero, junto con la encimera y el grifo de cocina, forma parte de uno de los elementos indispensables de cualquier cocina. Lavar la vajilla, escurrir los platos y el menaje del hogar, así como clasificar los residuos son las labores básicas que se realizan en ellos. Para la elección del fregadero más adecuado para tu cocina debes tener en cuenta el espacio donde irá ubicado y el tipo de enc ...

fontanería fregadero instalación
Cómo debe ser

Para solucionar los problemas del lava platos debemos saber todo sobre los fregaderos. Ya que,existe gran diversidad de fregaderos, por lo que para decidirse por uno u otro hay que preguntarse cómo es un modelo de calidad: -No debe ser muy poroso, para que sea fácil de limpiar. -Es importante que sea resistente al calor (debería soportar más de 200º). -Que sea duradero, inalterable a las ...

fontanería cocina encastrar ...
Toma nota de las herramientas y pasos a seguir

Instalar un fregadero que se encastra en la encimera es sencillo, únicamente hay que ser muy preciso al cortar ésta, sellarla bien y, a continuación, conectar las piezas de las tuberías a las tomas y desagües. Toma nota de las herramientas y los pasos a seguir de esta tarea de fontanería. Qué necesitas El material que vas a necesitar es fácil de encontrar en cualquier ferretería o ti ...

Carpintería Decoración

Este artículo es un poco distinto, ya que se va a mostrar principalmente fotos de encimera de cocina de madera. Será muy visual, con muchas fotos de calidad y en detalle de una cocina con encimera de madera recientemente instalada en Alicante. ¡Vamos allá! Encimeras de madera maciza: la opción eco En el blog existen otros artículos relacionados con las encimeras. Así tenemos artículos sobre: Encim ...

albañilería consejos e ideas brico ...

¿Sabías que empleamos un año y 195 días de nuestra vida en cocinar? Las encimeras de cocina tienen una función que va más allá de la estética, ya que es uno de los elementos de nuestra cocina que vamos a utilizar con más frecuencia durante todo ese tiempo. Por esta razón, la encimera es una pieza clave si estás pensando en reformar la cocina. Los principales factores que debes tener en cuenta a la ...

Decoración Fontanería

Acabamos de instalar un grifo de cocina blanco con salida para agua de osmosis. La verdad es que ha quedado estupendo en nuestro nuevo fregadero de cocina, también de color blanco. No es tan sencillo encontrar un grifo de cocina de color blanco…¡pero aún menos encontrarlo con salida para osmosis! Te contamos todas las ventajas que hemos encontrado y por cuánto puedes encontrarlo. ¡Vamos allá ...

Fontanería

El atasco del fregadero de la cocina es una de las averías de fontanería más comunes. La cantidad de desperdicios que se van por el desagüe pueden provocar en muchos casos atascos considerables. En este artículos verás un caso real de atasco del fregadero de la cocina, así como la solución que se le dio. Vamos allá. Principal síntoma de un atasco del fregadero de la cocina: no traga bien el agua E ...