Bricolaje

Delanina Idea guardada 11 veces
La valoración media de 30 personas es: Muy buena

Dos versiones diferentes para un mismo mueble



 


La pintura y el papel pintado son dos buenos aliados a la hora de actualizar un mueble y renovarlo en un estilo decorativo completamente diferente de un modo muy sencillo y original.

Independientemente del estilo de mobiliario que tengas, ya sea retro, industrial o vintage, el papel pintado es perfecto para combinarlo con la decoración de tu hogar y conseguir originales contrastes decorativos.

Si te gusta el estilo romántico y estás buscando un poco de inspiración para conseguir ese toque especial en un mueble, hoy te traigo dos versiones diferentes para un mismo mueble con un aire primaveral y muy muy romántico utilizando pintura y papel pintado.

El mueble:

Me llegaron dos mesillas de pino, el clásico mueble de los años ochenta, de hecho, tenía puesta la fecha en la trasera. De líneas muy rectas y barnizadas en un color miel. En un principio las tuve arrinconadas porque no tenía pensado hacer nada con ellas, pero luego pensé que podía cambiar su aspecto por separado y convertirlas en un mueble auxiliar diferente.



 

Materiales:

Chalk Paint azul intenso

Chalk Paint verde salvia 

Laca de acabado 

Cera incolora 

Cera blanca

Tratamiento protector Matacarcoma 

Papel pintado

Cola para papel pintado

Patas de madera

  Proceso:

Como siempre, lo más importante a la hora de comenzar a trabajar con un mueble es la limpieza de este. Una buena limpieza nos ayudará siempre para conseguir un buen acabado.

Revisamos si hay algún desperfecto que reparar y que esté limpio de carcoma. En este caso, existían algunos golpes y ralladuras por el uso del mueble, pero que no se han tratado para que quedara evidente su desgaste.

Había agujeros de carcoma antigua por lo que hemos aplicado un producto específico para carcomas como prevención.

Hemos pintado toda la parte exterior del mueble y frente del cajón con pintura chalk paint. Uno con el color verde salvia y el otro azul profundo. Se han aplicado dos capas dejando secar el tiempo correspondiente y pasando una lija suave entre capa y capa.

En el mueble verde hemos realizado un pequeño decapado para dejar a la vista en algunas zonas la madera original y darle ese aire desgastado por el uso y paso del tiempo.

Hemos elegido el papel pintado para cada mueble apostando por los motivos florales. En el verde, uno de motivos muy delicados para darle un aire más campestre y de estilo provenzal.


  Para el azul, hemos apostado por uno más colorido y de grandes motivos florales. Este papel le aporta mucha fuerza y carácter al mueble sin quitarle ese aire romántico que tanto estamos buscando.

Como acabado y protección de la pintura hemos utilizado dos productos diferentes. Para el mueble verde se ha aplicado laca de acabado que protege más al mueble, pues tendrá bastante uso.

Y para el mueble azul, hemos aplicado una cera incolora por todo el mueble y a continuación hemos usado en diferentes zonas, una pátina con cera blanca para crear diferentes tonalidades en el mueble.

Como los muebles eran muy bajitos, les hemos añadido unas patas de madera para darle un poco más de altura.

Resultado final:

Los muebles de estilo provenzal se inspiran en una decoración rústica, suelen ser de madera, líneas muy simples y visualmente muy ligeros. Su característica principal suele ser sus acabados desgastados o "decapados" que le dan ese toque romántico y nos hace evocar tiempos pasados.



 


 






El mueble azul tiene un aire mucho más clásico, pero sin perder ese aire romántico. El color y sobre todo el papel pintado le imprime cierta notoriedad. Si bien es un mueble que está pensado para un ambiente más campestre, podría perfectamente encajar en un espacio mucho más actual y modernista donde el protagonista sea el color.











Como habéis podido ver el papel pintado se ha convertido en nuestro gran aliado para renovar nuestros muebles. De un modo fácil conseguimos una nueva versión decorativa para esos muebles pasados de moda.

Espero que las dos versiones diferentes del mismo mueble os sirvan de inspiración para animaros a cambiar de estilo vuestros viejos muebles. Y si tuvieras que elegir versión ¿Con cuál te quedas? ¿Verde o Azul?

Muchas gracias por tu visita

   

 

 

Sígueme también en: Pinterest Facebook Twitter Instagram

   

Fuente: este post proviene de Delanina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Tres DIY para renovar tus lámparas

Las lámparas forman parte de nuestra decoración, son un elemento decorativo que tiene gran relevancia a la hora de embellecer ambientes. Además de ofrecernos un buen sistema de iluminación, las lámpar ...

Un sillón con mucha historia

Personalmente creo que cada mueble nos cuenta una historia, pero especialmente aquellas piezas que el paso del tiempo ha dejado su huella en ellas. Como las arrugas de nuestra cara nos hablan de viven ...

Cómo actualizar una cajonera pasada de moda

A veces tenemos muebles que se quedan desfasados o simplemente son tan anticuados y feos que únicamente los utilizamos como almacenaje en el garaje o en el trastero. En cierto modo nos entristece no h ...

Recomendamos