comunidades

Cómo instalar una osmosis inversa en casa⚠️DIY Dificultad Moderada

En este artículo verás cómo instalar una osmosis inversa en casa es más sencillo de lo que parecería inicialmente.

Eso sí, es necesario ser algo manitas, no vamos a negarlo.

Pero antes de nada, qué es y para qué sirve una osmosis inversa.

¿Qué es una osmosis inversa?

La osmosis inversa es un sistema de filtración y depuración del agua que se usa mucho actualmente.

De hecho, es el sistema en el que se basan las desaladoras y desalinizadoras tan famosas en ciertos lugares de España, principalmente en la zona de Levante.

Pues bien, el mismo principio de funcionamiento es aplicable a pequeña escala, mediante los sistemas de osmosis inversa domésticos.

El equipo doméstico es de un tamaño bastante modesto, por lo que es muy frecuente instalarlo debajo del fregadero de la cocina. El agua filtrada de osmosis sale por un pequeño grifo que se suele colocar en el fregadero de la cocina.

El sistema de osmosis sirve para suministrar agua filtrada y se usa sólo para beber, no para otros menesteres, como ducharse, etc.

Es por esto que los sistemas de osmosis se instalan en la cocina. De esta forma se puede ir rellenando los vasos según vayamos necesitando agua.

osmosis inversa doméstica bajo fregadero de cocina
Osmosis inversa doméstica instalada bajo el fregadero de la cocina.

El principio de funcionamiento de la osmosis inversa

El principio básico es sencillo de explicar: se trata de que el agua pase por una membrana con unos poros o agujeros muy pequeños. Son tan pequeños que únicamente permiten pasar el agua pura, dejando todos los elementos de mayor tamaño al otro lado de la membrana.

Los poros son tan pequeños que incluso impiden el paso de muchas sales disueltas en el agua.

El resultado es que prácticamente sólo pasa agua pura o prácticamente pura.

En realidad la osmosis es el proceso por el cual 2 líquidos separados por una membrana semipermeable pasa agua del lado del líquido con menos concentración de sales al de mayor concentración, para intentar llegar a una situación de equilibrio con la misma concentración de sales en ambos lados.

La osmosis inversa, que es el sistema que se utilizan en nuestros equipos, es justo lo contrario: el agua pasa del lado de mayor concentración de sales al de menor concentración de sales. Pero para conseguirlo necesita que se le aporte una cantidad de energía, pues de forma natural el agua pasaría a la inversa.

En los procesos industriales de osmosis y en la osmosis en desaladoras etc la energía necesaria se aporta en forma de energía eléctrica.

En nuestros equipos domésticos de osmosis inversa la energía es la que aporta la presión de agua que tiene el agua corriente a la salida de los grifos. Con esta presión se consigue vencer la resistencia de la membrana y el agua pura pasará del agua corriente al agua osmotizada.

Cómo es un equipo de osmosis inversa

Existen diferentes modelos. No obstante, uno de los modelos más utilizados es el de osmosis de 5 etapas.

Estas 5 etapas son las siguientes:

Las 3 iniciales son en las que el agua se filtra de los elementos más gruesos. En realidad se trata de 3 filtros por los que pasa el agua de forma sucesiva. En el primero se eliminan los elementos más gruesos. En el siguiente se elimina el cloro, muy importante, ya que si pasara dañaría la membrana de osmosis, que se encuentra más adelante. El siguiente filtro se encarga de afinar todavía más el agua.

La siguiente etapa, la 4ª, es propiamente la de osmosis inversa. Para ello se hace pasar el agua filtrada de las anteriores fases por la membrana de osmosis, consiguiendo la eliminación de prácticamente casi cualquier elemento que se encuentra en el agua. Incluso elementos en disolución, como sales, son retenidas por la membrana.

La siguiente fase, la 5ª, es un postfiltro, que sirve para afinar más el agua y eliminar sabores y olores.
Visualmente las 3 primeras etapas son aparatosas, con forma de botellas verticales más o menos grandes y una junto a la otra. La osmosis inversa está dispuesta habitualmente encima de las otras fases y en posición horizontal. Es de un tamaño un poco más reducido. La última etapa, la de postfiltro está junto a la membrana, también en horizontal y de un tamaño un poco más pequeño.

Después de salir de todos estos filtros el agua sale hacia un depósito de acumulación.

Y es que el proceso de depuración es más o menos lento, por lo que el agua que se filtra en un instante es reducido. Para conseguir rellenar un vaso de esta forma sería necesario bastante tiempo, por lo que se diseñó este sistema de acumulación del agua filtrada en un pequeño depósito, habitualmente de unos 10 o 15 litros, que está presurizado.

Cuanto quieres agua filtrada y abres el grifo de osmosis sale un caudal de agua más o menos importante, que viene directamente del depósito de acumulación.

Otro elemento visible de la osmosis es el grifo de osmosis, que se suele colocar en el fregadero de la cocina, junto al grifo de cocina. Es de menor tamaño que este y más sencillo.

Todo lo que acabamos de comentar es el conjunto de elementos más visibles de un sistema de osmosis inversa doméstico. Para terminar, todos los elementos anteriores se unen con tubos de plástico que llevan el agua de un elemento o etapa a la siguiente o al depósito o grifo.

Una vez que ya conoces los elementos básicos de un equipo de osmosis, lo siguiente es instalarlo. Pero, ¿puedo hacerlo yo mismo? ¿Cómo instalar una osmosis inversa?

Cómo instalar una osmosis inversa

Lo más habitual es que la instalación de la osmosis inversa te la haga un profesional, fontanero habitualmente. No obstante, tampoco es una operación sumamente compleja, por lo que con paciencia y cierta habilidad lo puedes hacer tú mismo.

En casa la hemos instalado nosotros mismos. Aquí te contaremos cómo lo hemos hecho.

No obstante sí que es cierto que tenemos cierta habilidad en temas de bricolaje y pequeñas reparaciones de fontanería.

Para instalar una osmosis hay que seguir unos pasos determinados, que son:

Colocar los 3 prefiltros en sus cápsulas. Introducir la membrana de osmosis en su portamembranas. La 5º etapa, de postfiltro, suele venir premontada, por lo que no suele ser necesario hacer nada.

Conexión de los tubos del equipo de osmosis

Realizar la toma de agua  y el manguito de conexión al desagüe

Conexión final de los tubos (tubo de alimentación de la osmosis, tubo de evacuación del agua de rechazo y tubo de salida del agua de osmosis al grifo de osmosis.

Dejar salir el agua inicial hasta que el agua deje de salir turbia y/o con color. Llenar y vaciar completamente 3 o 4 depósitos del depósito de acumulación de la osmosis.
Finalmente ya podremos beber tranquilamente el agua.

Estos son los pasos resumidos de cómo instalar una osmosis inversa doméstica.

Pero vayamos por partes, detallando cada uno de los pasos anteriores.

1º)Colocar los 3 prefiltros en sus cápsulas e introducir la membrana de osmosis

Sacamos los prefiltros de los envases en los que vienen envueltos. Esta operación debemos realizarla de la forma más higiénica posible, por lo que es recomendable usar guantes de látex o lavarse muy bien las manos.

El primer prefiltro es de color blanco y tiene forma de cilindro con un agujero en el centro. Lo colocamos simplemente dentro de la primera cápsula. Esta cápsula en el fondo tiene una especie de pequeño anillo circular que ayuda a colocarlo en el lugar correcto.

El siguiente prefiltro tiene la parte superior e inferior de color azul, y tiene un aspecto más masivo. Tiene en su interior carbón activo. Lo introducimos teniendo la precaución de poner la junta hacia arriba.

El siguiente prefiltro es de color blanco, y se distingue porque tiene una especie de malla que cubre el cilindro por fuera. Debemos simplemente introducirlo  y ya está. En este da igual la parte de arriba que la de abajo, son iguales.

Cada vez que introducimos un prefiltro en su cápsula, debemos enroscar esta con su tapa correspondiente. Para ello debemos ayudarnos de unas llaves de plástico muy grandes que traen los equipos. Para apretar giramos la llave en sentido horario.

En cuanto a la membrana de osmosis, esta viene plastificada y en un envase perfectamente hermético. Y no está demás. De hecho es el corazón del sistema de osmosis. Una vez que le quitemos el envase la metemos en su portamembranas, que está dispuesto horizontalmente y encima de los anteriores. La parte que se introduce primero es la que no lleva la junta negra de goma. Esta junta negra de goma, en forma de anillo alrededor de la membrana quedará, por tanto del lado de la rosca del portamembranas. Apretamos bien la tapa para que no haya fugas.

Esta parte de cómo instalar una osmosis inversa es en realidad bastante sencilla y se realiza más o menos rápidamente.

colocar los prefiltros de osmosis inversa
Vista de los 3 pefiltros, del portamembranas de osmosis y del postfiltro.

2º)Conexión de los tubos del equipo de osmosis

Es hora entonces de conectar los distintos tubos. Lo haremos con nuestro equipo de osmosis fuera del lugar donde finalmente lo instalemos, de esta forma es más fácil trabajar. Encima de la mesa de la cocina es un sitio perfecto.

En nuestro equipo de 5 etapas son 4 tubos, de distintos colores:

Tubo de alimentación, de rechazo, del depósito de acumulación y de salida al grifo de osmosis.

El tubo de alimentación (naraja) lo conectamos al principio del sistema, en la entrada a los prefiltros. En nuestro caso el tubo es de color naranja. Es muy fácil conectar estos tubos, pues tienen un sistema por el que únicamente se introduce el tubo en la conexión y posteriormente se aprieta con una rosca de plástico que aprieta la unión muy firmemente, de tal forma que no hay fugas.

El tubo del agua de rechazo (negro) se conecta en el extremo de tubo de rechazo. En nuestro caso se distingue, además de porque lo pone en inglés () porque en este extremo hay una especie de pieza de plástico duro de forma cilíndrica y en la que pone un sentido de flujo del agua. El sistema de conexión es igual de sencillo que antes.

El tubo que va al depósito de acumulación (en nuestro caso de color amarillo) se conecta a la salida del postfiltro, en un punto donde pone depósito. La conexión es igual que los anteriores.

El tubo que va al grifo de osmosis (azul) se conecta en un punto muy cercano al anterior y acaba finalmente en el grifo de osmosis.
Esta parte de cómo instalar una osmosis inversa es también bastante sencilla, pues el sistema de conexión de los tubos es sencillísimo: simplemente enchufar y apretar con rosca de apriete.

conexión de los tubos del equipo de osmosis
Tubo Azul: tubo que va al grifo de osmosis. Tubo Amarillo: tubo al depósito de acumulación. Tubo Naranja: tubo de alimentación del equipo de osmosis. Tubo Negro: tubo que va al desagüe con el agua de rechazo.

3º)Realizar la toma de agua  y el manguito de conexión al desagüe

Es hora entonces de actuar en nuestro sistema de tuberías de la casa, para conectar tanto la entrada de agua al equipo como la salida al desagüe.

Empezando por la toma de agua, debemos desconectar el latiguillo del agua fría de la toma de agua fría de la pared. Le interpondremos entonces una pieza, en forma de tubo hexagonal, que sirve únicamente para conectar adecuadamente la válvula de maneta de apertura y cierre del agua de alimentación que va a la osmosis. Esta pieza no necesita teflón ni nada, ya que tiene en la conexión con la toma de la pared una junta plana. Y en el otro extremo se une al latiguillo del grifo de cocina, que ya viene con su junta, por lo que tampoco es necesaria junta alguna.

En cambio, la conexión roscada de la válvula a esta pieza sí que necesita teflón. Nosotros hemos utilizado teflón en cinta. Con unas 3 o 4 vueltas es suficiente.

En cuanto al manguito de conexión al desagüe, necesitaremos perforar previamente un pequeño agujero en el desagüe. La conexión la podemos hacer tanto antes como después del sifón del fregadero. Nosotros la hemos hecho después, y de esta manera no tendremos ruidos del agua de rechazo al caer en la zona del sifón.

Para hacer el agujero simplemente hemos utilizado un taladro y una broca de 6 mm. En un momento tenemos hecho el agujero. Debemos limpiarlo y limarlo un poco para que no tenga rebabas ni nada que haga que haya fugas o que evite que el agua salga con total fluidez. El propio manguito está formado por 2 medias cañas que se unen entré sí por medio de tornillos y tuercas de apriete. Es muy sencillo de colocar, la verdad. Y una vez apretado no suele haber fugas ni problemas.

Esta parte de cómo instalar una osmosis inversa tiene algo más de complicación. Al final debemos tener teflón en cinta en casa y también una taladradora para realizar el agujero en el tubo de desagüe del fregadero.

4º)Conexión final de los tubos (tubo de alimentación, evacuación y conexión con grifo)

Toca ahora sí llevar el equipo entero de osmosis e instalarlo debajo del fregadero. Lo llevamos y hacemos las 3 conexiones siguientes de los tubos del equipo de osmosis: 1) a la toma de agua, 2) al desagüe y 3) al grifo de osmosis.

En cuanto al tubo de alimentación, debemos conectar el tubo (naranja) de entrada de agua a la osmosis con la pequeña válvula que ya instalamos. Es realmente sencillo: la válvula en la punta tiene un sistema de conexión a través de un pitorro macho al que debemos enchufar el tubo. La unión se consigue que sea hermética mediante una rosca hembra que aprieta firmemente.

El tubo de evacuación (negro) que sale del equipo de osmosis lo conectamos al manguito que acabamos también de instalar. La conexión es sumamente sencilla y semejante a la que acabamos de explicar.

Finalmente la conexión del grifo se hace uniendo el tubo (azul) de salida del agua filtrada y uniéndolo con la parte inferior del grifo. El sistema es muy similar a estos que acabamos de explicar.

En nuestro caso no hemos utilizado el grifo que viene por defecto en el equipo de osmosis, sino que hemos utilizado un grifo dual blanco muy chulo, que tiene la salida de agua normal, fría y caliente de cualquier grifo de cocina, y otra salida independiente para el agua de osmosis. Pero en cuanto a la conexión del tubo que lleva el agua osmótica, es todo igual a lo explicado.

Esta parte de cómo instalar una osmosis inversa doméstica es fácil, pues el sistema de conexión de los tubos es simplemente mediante enchufe y luego apriete con rosca. La única dificultad deriva de que debemos hacer todo en el poco espacio de debajo del fregadero, con lo que la operación se alarga un poco por el reducido espacio de trabajo.

5º)Dejar salir el agua inicial hasta que el agua deje de salir turbia y/o con color. Llenar y vaciar completamente 3 o 4 depósitos del depósito de acumulación de la osmosis.

Una vez realizado todo lo anterior ya tenemos el grifo totalmente instalado. Sólo hace falta ahora realizar unas pequeñas tareas de puesta a punto inicial.

Y es que al principio los prefiltros sueltan cierta cantidad de carbón, que es muy perjudicial para la membrana de osmosis. Lo que intentamos es evitar que este agua inicial que pasa por los prefiltros pase por la membrana.

Para eso debemos desconectar el tubo de salida del último prefiltro antes de que se conecte al portamembranas. Acercamos un cubo o palangana donde recojamos el agua que va a salir.

Abrimos entonces la toma del agua al sistema de osmosis, que hasta ahora la debemos haber tenido cerrada.

Inmediatamente después de abrir el grifo no saldrá agua por el tubo, sino que tardará alrededor de 1 minuto.

Esto es porque el agua irá entrando en los 3 prefiltros de forma sucesiva y poco a poco.

Finalmente sale y lo hace con un color un poco negruzco, que nos indica que está lavando los prefiltros. Al cabo de un rato el agua empezará a salir transparente, indicándonos entonces que es el momento de cerrar la llavecita de paso del agua y volver a conectar el tubo de salida a su conexión inicial.

En realidad ya hemos terminado completamente la conexión del sistema de osmosis inversa doméstica.

Sin embargo los distintos fabricantes de los equipos de osmosis recomiendan vaciar entre 3 o 4 depósitos de agua de osmosis para que el agua salga perfecta.

Y es que tanto el equipo por dentro como los prefiltros y membrana de osmosis pueden llevar algunos agentes protectores para mantenerse en perfecto estado el tiempo que están antes de instalarse.

Nosotros hemos vaciado 4 depósitos llenos ¡y a funcionar!

En cuanto al tiempo necesario para esta última operación, hay que tener en cuenta que hay que esperar a que se llene el depósito de acumulación de agua de osmosis antes de vaciarlo. Este tiempo es variable, dependiendo de la presión que se tenga en el agua corriente. En nuestro caso en 30 o 45 minutos está completamente lleno de nuevo.

Esta última parte de cómo instalar una osmosis inversa no tiene ninguna complicación.

Cómo instalar una osmosis inversa: resumen y tips finales

Instalar un sistema de osmosis no es complicado. Sólo hace falta algo de paciencia y algún conocimiento básico de bricolaje.

En cuanto a tiempo de instalación, es variable dependiendo de cada persona, pero para hacerlo tranquilamente puedes pensar en una mañana.

Nosotros hemos tardado en realidad apenas 2 horas, pero es verdad que no es la primera vez que lo hacemos y que tenemos todos los materiales necesarios (en realidad únicamente necesitarás cinta de teflón).

El sistema de osmosis inversa la verdad es que nos ahorra mucho tiempo en el día a día, pues ya no tenemos que ir cargando con pesadas botellas de agua mineral.

Y el sabor del agua es increíble: ¡es muy parecido a un agua mineral!

Llevamos más de 5 años usando el sistema de osmosis y estamos encantados.

El artículo Cómo instalar una osmosis inversa en casaDIY Dificultad Moderada ha aparecido en primer lugar en zonahogar.

Fuente: este post proviene de zonahogar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Acabamos de hacer un gotelé con spray en un pequeño parche de pintura saltada. Y el resultado ha sido mucho mejor de lo esperado. La solución convencional para reparar el gotelé perdido ha sido siempr ...

En este artículo descubrirás cómo hemos hecho la restauración de un sillón Ikea Poang, el típico sillón de Ikea. Porque no todo es tirar y comprar, en este artículo puedes ver cómo hemos renovado la m ...

Etiquetas: Fontanería

Recomendamos