Bricoydeco Idea guardada 8 veces
La valoración media de 4 personas es: Muy buena

Cómo hacer unas puertas personalizadas para una librería



Imagen 0


Con esta entrada os quiero mostrar cómo ponerle unas puertas personalizadas a una librería o mueble de forma fácil y económica ya que, en muchas ocasiones, son las puertas lo que encarece el precio final de la librería o mueble.

En casa queríamos poner una estantería encima de la mesa de trabajo para aumentar la zona de almacenaje y crear unos puntos de luz sobre la mesa. Como teníamos una librería Billy desaprovechada, decidimos colgarla horizontalmente a la pared.

Como podéis observar en la siguiente foto, visualmente no resultaba muy atractiva y en la parte izquierda se veía el zócalo. En un principio colocamos la puerta Billy Morrebo que ya teníamos pero resultaba pesada e incómoda a la hora de abrir (la fijamos a la parte superior de la librería). Además la puerta dejaba el zócalo a la vista, por lo que visualmente seguía pareciendo lo que era, una librería colocada de forma horizontal.

Imagen 2

 Después de darle varias vueltas, decidimos acoplarle unas puertas de DM. Como la librería tenía 202 cm de largo x 40 de ancho, compramos dos tableros de DM de 120 cm de largo x  40 cm de ancho x 1 cm de grosor, de esta forma obteníamos dos puertas con las que ocultábamos totalmente todo el frontal de nuestra librería/estantería y que, además, no resultaban pesadas a la hora de abrirlas.

Para fijar las puertas a la parte superior de la librería, utilizamos unas bisagras sin cazoleta como las que se ven en la siguiente imagen. La ventaja de este tipo de bisagras es que no hay que hacer ningún entrante en la puerta para acoplarlas ya que se pueden colocar en cualquier superficie lisa.

Imagen 3


Con una sierra de calar cortamos la parte sobrante de cada puerta hasta ajustarlas al largo de la librería y una vez colocadas, nuestra librería en horizontal ya parecía un mueble con puertas y todo ello por menos de 15 ? (tableros de DM y bisagras).

Imagen 4


Imagen 5


El siguiente paso consistió en personalizar las puertas de DM. En primer lugar le di una capa de imprimación tal y como ya  hice cuando pinté las puertas del armario.

Imagen 6


 Y una vez se hubo secado totalmente, apliqué una capa de pintura especial para azulejos que me sobró de de cuando pinté la librería del despacho.

Foto: www.tenvinilo.com

 La pintura especial para azulejos no necesita imprimación pero yo la apliqué por dos razones: primero porque no sabía si con la pintura para azulejos que me había sobrado iba a tener suficiente para darle dos capas a las puertas; y segundo porque con una capa de imprimación la puerta no iba a absorber tanta pintura cuando le diera la segunda mano. Con la pintura especial para azulejos conseguía el mismo brillo y tono que la librería Billy que pinté meses atrás y que está situada en la pared de enfrente.

Tenía claro que quería decorar las puertas con vinilo autoadhesivo ya que se puede renovar fácilmente si más adelante me cansaba del diseño. Estuve mirando diferentes modelos pero el precio se disparaba debido a las dimensiones de las puertas (poco más de dos metros de larga). Buscaba darle a las puertas un toque urbano y con algo de color así que cuando vi este vinilo que simulaba las líneas del Metro, supe que había encontrado el diseño que yo quería.

 
Imagen 7

Foto: www.tenvinilo.com

Aprovechando que tenía restos de vinilo autoadhesivo  de diferentes colores que me habían sobrado de otros tuneos me dispuse a diseñar mi propio plano de Metro. Para las líneas corté tiras de 1 centímetro de ancho, utilizando para ello un cutter y una regla.

Imagen 8

 Para los transbordos utilicé vinilo blanco y negro, con el vinilo negro y una moneda de 2 céntimos hacía un círculo  y con el vinilo blanco y una moneda de 1 céntimo, hacía otro círculo. Seguidamente los cortaba y pegaba el blanco sobre el negro. Para que los bordes queden mejor, se pueden repasar con rotulador permanente negro

Imagen 9
Y una vez teníamos las líneas y los transbordos, sólo quedaba crear los enlaces para construir nuestro propio plano del Metro.

Imagen 10
Resumiendo…

Si tienes un módulo o librería al que quieras ponerle unas puertas sin rascarte mucho el bolsillo, necesitarás lo siguiente:

Para las puertas:

- Tableros de DM
- Bisagras sin cazoleta o de sobreponerPara pintar:

- Imprimación
- Pintura acrílica, o pintura especial para azulejos o pintura pizarra casera.
- Rodillo.
- Vinilo autoadhesivo
- Cutter, tijeras…Por supuesto el diseño es libre, las puertas se pueden pintar de un único color o de varios, se pueden forrar directamente con vinilo autoadhesivo, o dibujarles algún motivo con una plantilla… Las posibilidades son infinitas y, en nuestro caso, hemos quedado satisfechos con el resultado final. No olvidéis pasar por www.bricoydeco.com si queréis ver las fotos con más detalle. 

Yo me bajo en la próxima ¿y vosotros?



 

 La entrada Cómo hacer unas puertas personalizadas para una librería aparece primero en Brico&Deco y algo más....

Fuente: este post proviene de Bricoydeco, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos