Delanina Idea guardada 25 veces
La valoración media de 64 personas es: Muy buena

Mirando el espejo

UN TOCADOR EN AZUL


Independientemente de los cambios de tendencia en la decoración en cada temporada y la necesidad en mayor o menor medida que cada persona tenga de variar la decoración de una estancia, existe un hecho incuestionable que a la gran mayoría nos obliga a redecorar. Tod@s los que tenemos hijos, sabemos lo rápido que crecen y si hace dos días estábamos decorando la habitación del bebé, ahora que ya se ha convertido en adolescente, lo está pidiendo a gritos.
En esta ocasión la adolescente es mi hija y se encuentra en pleno proceso de no apartar la mirada del espejo para probarse cosas. Como el lugar preferido para dicha actividad era mi dormitorio, decidí acondicionarle un rincón para que tuviese su propio tocador.
Hace tiempo que me regalaron una consola con su espejo, que restauré y adapté con un aire más moderno para un familiar (ver aquí) pero el espejo lo tenía arrinconado. Era el típico espejo de madera oscura y muy pesado, pero el tamaño era perfecto y la forma del copete le daba un aire romántico.


Lo primero de todo debemos limpiar bien y eliminar todos los restos del barniz.

Una vez limpio de barnices y ya con su color de madera natural, me parecía demasiado sobrio por lo que decidí probar a dar color y pintar con pintura Chalky Finish en color azul para que coordinase con algunos elementos decorativos y la tapicería de su habitación.

Para darle un toque más rústico se pasó la lija insistiendo en algunas zonas para conseguir un efecto desgastado y así resaltar el dibujo como en el copete.

El espejo tiene zonas de cristal biselado pero decidí dejarlo y no cambiarle pues así nos muestra el encanto del paso del tiempo que nos rememora a otras épocas.


El sinfonier ya había sufrido un cambio anteriormente (podéis verlo aquí) pero me pareció perfecto para acompañar al espejo y convertirlo en una pequeña zona de tocador. Para que el color azul no fuese demasiado pesado, los cajones se pintaron en un tono lino y dibujé un boceto a mano alzada con el mismo tono de azul de un motivo muy romántico.
El dibujo como podéis apreciar está aún en proceso sin terminar, a falta de ir perfilando bien el dibujo, darle un acabado al mueble para protegerlo, pues tiene mucho uso y por supuesto, colocar tiradores nuevos. Tenéis que perdonarme pero no podía enseñar el espejo sin su compañero, espero poder enseñaros el conjunto totalmente terminado muy pronto.


Muchas gracias por tu visita

Si te gustó, puedes seguirme también en Pinterest, Facebook y Twitter

Fuente: este post proviene de Delanina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Renovación de una mesita de noche años 50

La mesita de noche es un mueble auxiliar que suele colocarse en el dormitorio junto a la cama. Suelen ser muebles de poco tamaño, pero con gran protagonismo debido a su funcionalidad. Este mueble aux ...

De marco de madera a perchero rústico

Mi hijo llegó un día a casa con una especie de marco de madera que había encontrado en uno de sus paseos por el campo. En ese momento no le presté demasiado atención, pero cuando unos días después lo ...

Recomendamos