Bricolaje

Blog de Fernando Barón Idea guardada 42 veces
La valoración media de 58 personas es: Excelente

Tunear una vieja butaca de madera

¡Hallazgos en la casa del pueblo!

Butaca antes y después de la restauración


Los asientos antiguos se dejan restaurar muy bien, por muy deteriorados que los veamos. Bajo el polvo y las manchas, la madera del armazón conserva a menudo solidez suficiente para prestar servicios muchos años. Una sesión de cuidados le devolverá toda su belleza. ¡Si retapizamos el asiento, ganaremos una fenomenal pieza decorativa!  

Es lo que ha hecho la forera Nuba con una vieja butaca tapizada en piel, que encontró en su casa del pueblo, abandonada en el trastero. Aunque su estado era lamentable, nuestra amiga vio que la madera estaba perfecta y no tenía carcoma. "La pobre se estaba pudriendo allí, creo que si la reparo puede quedar bastante apañada". ¡Y vaya si lo consiguió!

¡Desde luego la vista del mueble no puede ser más desoladora! Pero los buenos bricolegas como nuestra amiga Nuba no se dejan engañar, bajo esa fachada ruinosa se esconde un armazón sólido y perfectamente aprovechable.

"He desmontado todas las capas que tenía en el respaldo y el asiento", relata Nuba. "Lo primero quité la tapicería de cuero, pero fue imposible conservarla para que sirviera de patrón, pues estaba en tan malas condiciones que se deshacía al manipularla".

Nuestra amiga vació el asiento y el respaldo, que estaban rellenos con una mezcla de fieltro gris y crin vegetal. "También desmonté los brazos, los limpié bien de restos de cola y los volví a encolar".

En una tienda de barrio, nuestra amiga Nuba encontró a muy buen precio cinchas elásticas, goma espuma y guata. "Sólo me falta conseguir las tachuelas, pues sólo las vendían por cajas enteras de mil, y yo no necesito tantas".
La animosa bricolega da comienzo a su labor. "Empiezo por la colocación de las cinchas, compré cincha elástica de 6 cm. Están colocadas muy juntas para que aguanten bien el peso al sentarse. Se deja de más en cada extremo para doblarla después de grapar. Se fija la cincha a la estructura con dos hileras de grapas para que sea más resistente. Todas las grapas las remacho con el martillo, para que queden bien clavadas".

El extremo se dobla, explica Nuba, y lo cosemos también con dos hileras de grapas, rematando con el martillo de tapicero.

Ya hemos fijado las cinchas a un lado del asiento, y ahora debemos montarlas en el otro lado. "Se estira bien con la ayuda de otra persona (¡gracias papá!), uno estira con todas sus fuerzas y el otro pone grapas. Nuevamente se dejan en el extremo 1,5 - 2 cm de más, para doblar la cincha y volver a grapar. Después se colocan las cinchas en el otro sentido entrelazadas con las primeras de la misma manera, y queda el asiento terminado".
Señala nuestra amiga que en la parte delantera no tenía espacio para grapar las cinchas, "y se me ocurrió hacer una cruz para cubrir esa zona".

"En el respaldo coloqué las cinchas de igual manera pero un poco más separadas entre sí, pues no hace falta que sea tan resistente como el asiento. Así quedó la butaca con el encinchado terminado", dice nuestra amiga Nuba.

"Las cinchas del respaldo y del asiento las protegí con loneta, para evitar que rocen con la goma espuma que se coloca después y la dañen. Aquí ya está colocada la del respaldo".

"Las cinchas del respaldo y del asiento las protegí con loneta, para evitar que rocen con la goma espuma que se coloca después y la dañen. Aquí ya está colocada la del respaldo".

Nuba prosigue su labor con paciencia y meticulosidad: "Sujeté el centro de un lado con un clavo, doblando la tela hacia dentro. Después sujeté el lado contrario por el centro y luego hice lo mismo con los otros dos lados. Así continué con todos los lados, intentando dejar la tela bien tensa".

Las esquinas las hizo en último lugar. "En cada esquina hice un corte en diagonal para poder salvar la estructura de la silla. Se doblan hacia dentro las dos partes rodeando la madera y se sujetan con clavos".


"Después comencé a colocar la goma espuma en el asiento. Encargué una plancha de goma espuma de 4 cm de espesor en una tapicería y sobre ella dibujé el patrón de papel que había sacado del asiento, dejando unos centímetros más de margen para poder grapar a la estructura. Es aconsejable que la goma espuma se pida como mínimo unos 3 cm de más por cada lado, para que no se quede escasa. Monté una pirámide invertida, colocando debajo de la goma espuma azul una plancha de goma espuma de 3 cm de menor densidad y otras dos capas más pequeñas iguales de 2 cm", detalla nuestra amiga.
"La densidad (dureza) de la goma espuma se distingue por colores, la azul es la más dura, después va la verde y la más blanda es la amarilla. Se grapa la plancha de goma espuma superior a la estructura sin tensar demasiado para que no se rompa el material".

"Para el respaldo pegué tres capas de goma espuma de mayor a menor. Quedó así el relleno, con los recortes para los brazos, y los grapé a la estructura del respaldo. Después coloqué una capa de guata en el respaldo grapada".

Nuestra amiga Nuba tenía gran interés en devolver a la madera todo su esplendor, y planteó sus dudas en el Consultorio de temas de pintura. El maestro Pinturas le sugirió cepillar la madera con un cepillo de alambre en el sentido de la veta para abrirla, aplicar después una pasta de cal (hecha con 4 litros de agua y 1 kg de cal) con un estropajo fino en círculos, para que penetre bien, eliminando todo el sobrante cuando esté semiseca con un paño limpio. "Y para finalizar, aplicar goma laca o cera, pues la cal no admite bien el barniz, así se conseguiría el acabado blanquecino en la veta con la madera oscura. En caso de no encontrar cal, el forero Pinturas también me dijo que se puede utilizar una masilla tipo Aquaplast".
Nuba comienza por tanto cepillando en el sentido de la veta las partes de madera que quedarán vistas de la butaca.

¡Veamos paso a paso cómo sigue nuestra amiga los consejos del maestro Pinturas! "Apliqué Aquaplast en círculos con un trapo grueso (1) haciéndolo penetrar bien en la veta. Se deja secar unos minutos (2), y se retira, primero con lana de acero gruesa (3)... quedando así la madera (4).

Después se frota con lana de acero más fina (5) y aparece el color original de la madera pero con la veta teñida de blanco, que es el acabado que quería darle. Después apliqué cera incolora a la madera, dejé secar y le saqué brillo y quedó acabado tal y como yo lo imaginaba (6), me gustó muchísimo".

Para montar la tapicería final, Nuba comienza grapando la tela en el centro del lado delantero en la zona de abajo, y después en la parte trasera. "Se grapan los laterales también en la parte inferior. En las esquinas hice un corte para salvar la pata, y ese trocito lo sujeté por debajo con clavos. Para formar el pliegue de la esquina, se lleva la tela sobrante hacia el centro y se sujeta con grapas. Se corta parte del sobrante de tela que quedaría dentro del pliegue, y queda de esta manera. Se hace un corte para salvar la pata, y se grapa a la estructura. Se lleva el resto de la tela hacia el extremo formando el pliegue de la esquina, y lo sujetamos con clavos provisionales".

Para conocer los pormenores restantes de esta fase del tapizado, podéis visitar el post de nuestra amiga.


¡Y aquí tenemos el deslumbrante final de la tarea! Nuestra amiga Nuba se gradúa con honores en la especialidad de restauración, ¡felicidades!



¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

ideas diy mis proyectos: mi casa muebles con otros usos. reciclaje.

EL SILLÓN DE LA REINA

Le he puesto este titulo a esta entrada porque creo que me ha quedado un sillón digno de una reina, en este caso la reina soy yo, je,je. Me reconozco asidua a recoger muebles y objetos viejos o que parezcan antiguos, no lo puedo remediar. Lo cierto es que me encanta encontrar tesoros, como yo los llamo. Así que el día que vi este sillón destartalado al lado de un contenedor, no lo dude un instant ...

restauración y tuneos restaurar bicicletas

Una bici antigua como adorno de jardín

Hace tiempo, nuestra amiga Qlola preguntó en el foro cómo podía restaurar una bici "de los tiempos de Carolo", y Bruno BNF, tan amable como siempre, le dio valiosos consejos. Aquí tenemos el resultado de aquella fructífera consulta La receta aplicada por la artista fue la siguiente: "Primero limpié de suciedad y grasa la bici entera con un producto del que usan en los talleres p ...

restaurar restauración consejos para restaurar ...

Consejos para restaurar muebles II

Herramientas y materiales más empleados

Después de anotar algunos de los pasos básicos en la restauración y las técnicas decorativas más empleadas, vamos a hacer un repaso por las herramientas y materiales fundamentales en este mundillo.