Mundillo para encaje paso a paso

Realizar un mundillo para encajes es la forma más bonita para favorecer la práctica del encaje de bolillos. Las aficionadas se reúnen al aire libre para amenizar una tarea que se prolonga durante horas, y también porque la luz natural es más descansada para la vista que una bombilla. Esta admirable artesanía requiere un soporte llamado mundillo, y fabricarlo es misión ineludible para todo bricolega que conviva con una amante del encaje.

 

Así lo ha hecho nuestro lector El Tablas, ya que su mujer es una gran aficionada. Como veremos, realizar un mundillo para encajes es una tarea fácil y muy agradecida. Además, entra en el valioso capítulo que alguna vez hemos llamado ‘cocinar de sobras’, es decir, aprovechar los recortes de madera procedentes de montajes anteriores.

El Tablas tiene la sana costumbre de ahorrar en materiales, ya que según afirma “me gasto los euros en herramientas”.

Veamos como se hace el mundillo para encajes:  Así que comienza por hacer un inteligente acopio para la tarea, y al momento reúne un trozo de panel aglomerado de 1 cm, restos de un embalaje, un tubo de cartón rígido que venía con un rollo de plástico, y alguna ‘tableja’ suelta. 



El trabajo comienza montando las tapas en el tubo de cartón, una vez metidas las rodajas de aglomerado con los tornillos de giro.



Corte de las piezas laterales y prueba en seco (sin encolar), para ver cómo queda.



El cajoncito para los hilos y agujas, y el conjunto ya encolado, listo para la cabina de pintura.



El mundillo, listo para que la artista haga sus maravillas. Lo vemos junto a otros accesorios también fabricados por El Tablas.



Y gracias a las detalladas instrucciones del maestro, nuestra lectora Megancita sin ninguna experiencia en bricolaje realizó este lujoso mundillo, que haría suspirar a cualquier amante del encaje. ¡Anímate a hacer el tuyo!



¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: