Bricolaje

Que no te falte un perejil Idea guardada 73 veces
La valoración media de 262 personas es: Muy buena

Cómo pintar muebles de melamina

Cuando decoramos por primera vez nuestra casa, lo vemos todo precioso, acorde con nuestros gustos y preferencias. Pero conforme va pasando el tiempo, todo cambia y creo firmemente en que hay que renovarse. Dar un nuevo aire a un rinconcito olvidado, a una sala o a un mueble, es esencial.

Tenía en mi casa estos muebles y cada que los miraba me dolía la vista. Anticuados, pero a la misma vez, me daba pena deshacerme de ellos, pues soy tan cuidadosa con todo, que estaban impecables. Además, seguían dando su servicio.

Hoy existen una gran variedad de materiales y pinturas, que nos permiten hacer cambios y reformas de manera limpia y sencilla. Así que no lo pensé más y me puse manos a la obra.

Estoy encantada con el resultado y aunque los modulares eran de melamina, han quedado mucho más bonitos y a la última. Los he pintado con pinturas acrílicas Mary Paint. Son de efecto empolvado, se adhieren a cualquier superficie, no hace falta barnizar ni encerar.

Seguramente , algún mueblecito tendréis por casa que quedará estupendo con un pequeño cambio. No lo dudéis y manos a la obra.

Así han quedado pero para que veáis el cambio, os muestro como eran.
 

MATERIALES

Pinturas ( dos tonos diferentes )

Brochas de pelo fino, que no dejen marcas ni pelos sueltos.

Lija de grano fino.


Forma de hacerlo

Lo primero, limpiar bien el mueble con agua y jabón, con el paño bien exprimido, sin carga de agua, solo húmedo. Secar bien.

Retira los tiradores , pues así pintarás más cómoda. Si puedes , desmonta las puertas.

No hay que lijar el mueble, simplemente rayar la superficie para que la pintura se adhiera mejor.

Estas pinturas son muy densas. Yo las diluyo en un poco en agua. Pongo dos partes de pintura por una de agua. Lo ideal es que parezca nata (crema de leche) líquida. Esa es la textura que tendréis que conseguir.

Damos dos manos, dejamos secar entre capa y capas. Esto es importante. Nunca dar una nueva mano sobre la anterior capa húmeda aún.



 


 
Fuente: este post proviene de Que no te falte un perejil, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: manualidades

Recomendamos