Bricolaje

Blog de Fernando Barón Idea guardada 80 veces
La valoración media de 148 personas es: Muy buena

Cómo hacer un cabecero acolchado

Sencilla labor de tapicería


Cabecero acolchado

Tal como recordamos a menudo, aprender la técnica del tapizado es muy provechoso para los bricolegas, ya que podremos renovar todo tipo de asientos, además de fabricar diversos elementos decorativos. El ejemplo más popular entre los lectores es el cabecero, y nuestro amigo Marco_ab nos brinda un diseño personal, muy elegante y de sencilla realización.

El montaje es muy parecido al cabecero de Villisa, con una diferencia: Marco_ab ha forrado varios cuadrados, fijándolos después sobre un tablero perfectamente disimulado en la parte trasera. ¡Éxito completo! Nos parece un diseño tan logrado y decorativo como el de Villisa, vamos a verlo en detalle desde el comienzo.

"Siempre me gustaron los cabeceros acolchados y hace tiempo venía con ganas de hacer uno, pero me frenaba un poco el tema del tapizado ya que tengo nula experiencia en el tema", empezaba contando Marco_ab.
Sin embargo, después de ver varios reportajes de tapicería y conseguir una grapadora, nuestro amigo decidió ponerse manos a la obra. Los materiales que utilizó son cuero, gomaespuma, cola de contacto, tableros DM de 15 mm y 5 mm, y tornillos.

"Los tableros los compré cortados y son de 4 de 40 x 40 centímetros y 4 de 75 x 40 centímetros. Lo primero es pegar la espuma a los tableros con la cola de contacto y ayudándonos con la espátula".

&quot;Ahora tenemos que <strong>forrar</strong> los tableros con el cuero ecológico&quot;, prosigue <em>Marco_ab</em>. Marcamos la ‘cuerina’ dejando un margen de unos 5 cm por cada lado, por ejemplo  para los tableros de 40 x 40 vamos a necesitar un corte de 45 x 45. <br />
  <br />
&quot;La parte del tapizado ya depende de la experiencia que tengamos; en mi caso  era la <strong>primera vez</strong> que lo hacía y  las esquinas al principio me dieron problema&quot;. Pero rápidamente nuestro amigo  se hizo con la técnica, y el último tablero le salió rodado.

Seguidamente, nuestro amigo atornilla las piezas forradas al tablero de 15 mm, cortado más pequeño para dejarlo disimulado.
Previamente hizo en el soporte trasero unos taladros de mayor diámetro que los tornillos, a fin de evitar desgarros en el material. Los tornillos se meten por detrás, afianzados con arandelas. Hay que medir el grosor de ambos tableros, para escoger tornillos que no lleguen a atravesar el tapizado.

El tablero DM de 15 mm es bastante pesado, y "para colgar el cabecero de la pared me inspiré en el sistema de montaje que suelen traer los teléfonos fijos", explica Marco_ab. "Utilicé un listón cuadrado al que le practiqué unos agujeros, lo atornillé por detrás al tablero grande y en la pared puse tres tarugos con bulones para que soporten la carga del respaldo".

Y aquí vemos de cerca el diseño de nuestro amigo, prestando ya servicio en su cuarto. El sencillo truco de los paneles tapizados por separado es el secreto de esta elegante terminación.

¿Te animas a copiar la idea?

¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

cabecero lack ikea restauración y tuneos

Cabecero con mesas LACK de IKEA

Por lo visto hay un sinfín de usos adicionales para las mesas LACK y un montón de referencias en Internet para pillar ideas. Vi en la web piratas de IKEA un cabecero hecho con los tableros de 3 ó 4 mesas LACK y me decidí a hacer el mío así. Los muebles de mi dormitorio son de IKEA blancos, así que le iba perfecto y, como no es el dormitorio ni el piso definitivos, me sirve como laboratorio de prue ...