Bricolaje

crea,construye,recicla,restaura Idea guardada 28 veces
La valoración media de 17 personas es: Excelente

Cómo tapicé una vieja mecedora



  El trabajo que hoy presento se trata de una vieja mecedora, esta mecedora la compré por 12 euros en una tienda de segunda mano, llamada Reto y los beneficios que obtienen por la venta de los muebles los destinan para un fin social, como es la rehabilitación de gente con adicciones.



Con este trabajo quiero participar en el reto que organiza la revista Handmade Blogueros, pues quiere celebrar el día 1 de junio, que es: " día Mundial de la Madres y de los Padres".

El tema debe ser un trabajo hecho a mano, que sirva como reconocimiento a las madres y a los padres, y por ello pensé que este trabajo es perfecto para lograr una zona de relax y confortable para que tanto la madre o el padre, puedan leer sus libros preferidos.


La mecedora, tenía un tapizado muy sucio y feo. Pero la estructura estaba en buen estado. Por lo que procedo a desmontar poco a poco el tapizado, haciendo fotos del todo el proceso para que luego me sirvieran de ayuda.

Aquí os pongo sólo unas cuantas fotos de como estaba y como desmonto dicho tapizado.
 


Los brazos de la mecedora van sujetos por la parte de abajo con unos tornillos pasante con tuercas, de manera que quedan fijados a la estructura de la mecedora. Y por la parte del respaldo también van fijados con un tasillo y un tornillo.



Como se puede apreciar el respaldo ofrecía poca comodidad pues se quedaba hundido, al poner sólo dos cinchas cruzadas.



Cuando llegué a esta foto, miré asustada la mecedora y pensé que jamás volvería a ser algo aprovechable, y dudando de mis capacidades pensaba, menos mal que tengo el reportaje fotográfico y por lo menos tengo una referencia.

Pues si tengo que decir que gracias al reportaje fotográfico y a mi amiga y vecina Isabel, que me ayudó intensamente para sacar este trabajo adelante.



Ya sé que las fotos son muy malas, estas son de hace tiempo, estoy intentando que las últimas que vaya haciendo serán un poco mejores.

Primero de todo no se ve en la foto pero en la base del asiento atornille una madera de aglomerado grueso de 2cm de grosor a la estructura de la mecedora, y sobre este aglomerado pegué con silicona caliente una espuma reciclada, que era de un viejo tresillo de mi madre. Previamente lavé la espuma y tenía un agradable olor a suavizante.

Como se ve en la foto tuve que cortar y pegar la espuma, pues es mas estrecho en la parte trasera que en la delantera. Esa cuña que se ve va pegada con silicona caliente.
 

En el respaldo con la grapadora, voy clavando las cinchas de tapicero, bien tensadas que se entre cruzan para que tenga mayor resistencia.


Sobre la espuma reciclada pongo un trozo de guata, para que no se note la unión donde pegué la espuma.

La madera de la silla tiene un barniz industrial, que salta fácilmente mediante el lijado. (en unos sitios cuesta mas que en otros, según el grado de deterioro del barniz.)




Con una plancha de espuma muy fina, la pongo por encima de la guata y la grapo, además la zonas que son madera también las forro, pegando con la silicona caliente, Así a la hora de poner la tela queda mucho mas armada y mejor además de evitar el roce de la tela con la madera.





Seguido se va poniendo la tela, para esta mecedora me gasté 4 m de tela con un ancho de 1.40, a un precio de 18 euros metro. Es una tela muy salvaje tiene como pelo y es muy suave, esta pretende imitar la piel de leopardo, pero tenían otras con imitación de piel de cebra, etc.

Lo importante de poner la tela es ir tensando bien, muy bien de manera que al sentarse no queden arrugas.



El respaldo se ven como puse las cinchas que hacen de base al tapizado, para dar forma a la zona lumbar puse esos trozos de espuma como se pueden apreciar en la foto.



Seguidamente se pone una espuma de 5cm de grosor para formar el respaldo.



Dejando libre las zonas donde irán los orejeros, y la zona de la cabeza que es independiente.



Estos son los orejeros que van atornillados a la mededora y que para poder tapizar desmonté.

La espuma que da la forma va grapada y por la parte exterior le pego sobre la madera con silicona caliente la espuma finita. Para que así la tela no roce con la madera y con el uso se pueda romper.

Para que se entienda en la foto, el que tiene la espuma amarilla es la parte que da al interior de la medecora, osea donde apoyamos la cabeza.
Y el que se ve la madera es donde pego la espuma fina y queda para fuera de la mecedora.

No se si logro explicarme y hacerme entender. Desde luego todo esto explicado en vídeo sería mucho mas claro. ¿Verdad?


Los brazos de la mecedora ya tapizados y debería haber limpiado y dado el acabado a la madera antes de tapizarlos, pero teniendo mucho cuidado no pasa nada.



En esta foto se aprecia como va quedando la madera limpia después de lijar el barniz.



Una vez la madera está limpia y bien lijada, se le tiñe con nogalina y posteriormente se le da con muñequilla, barniz nitrocelulósico al 50% con disolvente.





En la madera se pueden apreciar distintos tonos de intensidad de la nogalina, eso es debido a que no se limpió lo suficiente el barniz que tenía la mecedora, pero tengo que decir que es un efecto que me gusta.



El cabecero es independiente y lo hago junto con mi amiga Isabel, siguiendo las fotos de como estaba en origen, pero metiendo mucho mas relleno.

Eso que se ve en la foto es un trozo de cartón, que se grapa para que luego cuando subes la tela para arriba no se ven las grapas. (No se si me explico, de todas maneras cuando desmontas la mecedora lo entiendes, importante hacer las fotos del proceso)



Se ve como la tela sube hacia arriba y el cartón queda grapado ocultando las grapas. Importante tensar muy bien. Por eso se recomienda un trabajo entre dos mientras una tensa la otra pone las grapas.



Detalle de como queda la zona donde se apoya la cabeza, después se atornillarán desde la parte trasera los orejeros.



Foto vista de como queda la parte trasera a falta de poner la tela que la remata.



Este es el detalle de la foto de las partes laterales de donde se apoya la cabeza, para rematar se le pone la tela haciendo un doblez como de 1cm hacia adentro y para que no se vean grapas se le van poniendo tachuelas, como se ve en la foto me ayuda de un alicate de punta fina que sujeta la tachuela y seguido con un martillo pequeño voy clavando las tachuelas, procurando que queden mas o menos a una medida equidistante.



La mecedora que la tumbo en esta posición para poder poner la tela de la parte trasera.



A ver si en esta foto se entiende, para que no se vean las grapas pongo una tira de cartón de una caja de cereales, y grapo en esta posición, de manera que luego la tela la traigo para la parte trasera y queda grapada siguiendo la linea de cartón y la grapas no se ven.



se ve como traigo la tela hacia la parte trasera del respaldo.

La tela la tenso bien hacia abajo y grapo en la parte trasera baja. Los laterales hago como expliqué antes meto como un centímetro y le voy poniendo tachuelas.



La mededora ya terminada a falta de atornillar los orejeros y los brazos que están por el suelo.

Tengo que decir que como el asiento quedó mas alto y mullido que el original los brazos quedaron un poco bajos, pues claro debían ir a sus agujeros originales.



Mecedora ya terminada.

Tengo que decir que la mecedora quedó muy confortable y cómoda. Como siempre me gustaría tener vuestros comentarios y críticas constructivas.
 
Fuente: este post proviene de crea,construye,recicla,restaura, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos