Bricolaje

Retro y con Encanto Idea guardada 26 veces
La valoración media de 98 personas es: Muy buena

Ese oscuro objeto de deseo...

Esta Navidad pasada, de compras por nuestro supermercado habitual, nos quedamos paralizadas delante de esta visión. Es cierto que el queso nos gusta mucho a las dos, pero no fue este manjar el que despertó nuestro deseo...



Fuimos directas hacia la encargada de charcutería del establecimiento, para pedir, suplicar..., una de estas queseras, o como buenamente se llamen estos soportes de madera. La muchacha, pelín antipática y poco colaborativa, se hizo bien de rogar, hasta el punto que vimos oscuro (negro, negrísimo) el conseguirlo. Dos meses después y, cuando ya lo dábamos por perdido, nos llamó para entregarnos éste.



Unos cuantos arreglillos necesarios, como quitar grapas...


..., encolar la tabla de en medio que venía rota...


..., una mano de lija, ¡ y a pintar!




¡Y así quedó!











¡Estamos seguras de haberos despertado un nuevo objeto de deseo! A las cajas de fresas, habrá que sumar estos soportes que aúnan funcionalidad y decoración con un encanto especial. Pero hemos de confesar que, quizás no hubiéramos reparado tan fácilmente en ellos, si no fuera por una foto que nos envió hace pocos meses la sobrina de una de nosotras, Cristina, para enseñarnos su recién estrenado hogar y presumir de mesillas de noche...


¡Nos encantó la idea! Y debió de quedarse en nuestro disco duro mental, de ahí la impresión cuando los vimos en el supermercado.

Con esta preciosa idea nos vamos a visitar los Findes Frugales de Marcela Cavaglieri. ¡Vamos tod@s!


¡Feliz fin de semana!

Fuente: este post proviene de Retro y con Encanto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

De tazas y plantas

Teníamos estas matitas en agua, a la espera de encontrar un hueco para transplantarlas... Los cacharros elegidos para ellas eran un par de tazas; una de cerámica que había perdido el asa, y la otra ...

El "revisteo"

Cuando nos conocimos, las dos éramos una ávidas consumidoras de revistas de moda. Cada principio de mes nos acercábamos a nuestros quioscos de prensa habituales, cuyos quiosqueros, huelga decir, nos r ...

Cubriendo con radios

Carmen se puso en contacto con nosotras para que le realizáramos un cubrecontador para su casa. Después de que nos facilitara las medidas necesarias, no cabía otra que hacerlo expresamente, ya que no ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora